Santana será honrado por el Centro Kennedy

Para Carlos Santana la música siempre ha sido un llamado. Idolatraba a su padre mariachi cuando era niño en un pueblo remoto de México y después creció con la generación de Woodstock tras inmigrar a San Francisco.

Ahora el músico legendario estará acompañado por otras luminarias que recibirán el mayor reconocimiento de Estados Unidos por su influencia en la cultura a través de sus artes. Santana es uno de los cinco agasajados que recibirán la medalla del Centro Kennedy.

Los otros artistas reconocidos, que se anunciaron el jueves, son el músico Billy Joel, el jazzista Herbie Hancock, la estrella de la ópera Martina Arroyo, de padre puertorriqueño, y la actriz Shirley MacLaine.

Otro grupo selecto de artistas los agasajará en un concierto de gala el 8 de diciembre, que será transmitido el 29 del mismo mes en CBS.

Como inmigrante mexicano, Santana es único entre los artistas que han recibido el premio cultural. Comenzó a aprender inglés viendo televisión estadounidense en Tijuana, México, y comenzó a tocar la guitarra después de escuchar blues y rock and roll en el radio.

En una entrevista, Santana, de 66 años, dijo que estaba agradecido de recibir el reconocimiento cuya ceremonia había visto por años con su familia en televisión.

"Supongo que la gente entiende que Santana no es sólo un guitarrista mexicano. Mi motivación es estimular la conciencia universal", expresó el artista. "Crecí con la generación de Woodstock y Bob Marley, 'One Love', e 'Imagine', John Lennon. Yo soy uno de ellos, y no hacemos lo que hacemos con fines comerciales o para ser populares o lindos. Para nosotros no es entretenimiento ni la industria del espectáculo. Para nosotros, es un llamado".

Santana agregó que su carrera musical se ha caracterizado por unir culturas, usando sonidos de África, América Latina y los indígenas de América, así como rock, jazz y blues para crear algo nuevo.

El año pasado la Fundación Hispana Nacional para las Artes se quejó de que el Centro Kennedy ha excluido por años a los latinos. De los más de 180 ganadores, sólo dos han sido hispanos (el español Plácido Domingo y la actriz de ascendencia puertorriqueña Chita Rivera), dijo el grupo.

Las críticas llevaron a una revisión del proceso de selección este año que incluyó la solicitud de nominaciones por parte del público, y un nuevo comité de artistas y funcionarios ayudó a reducir la lista de homenajeados potenciales. Santana había sido un contendiente fuerte en los últimos años por su trayectoria, dijo el productor de la premiación George Stevens Jr.

El guitarrista, que en 2000 arrasó con nueve premios en los Grammy con su álbum "Supernatural", dijo que más instituciones famosas deberían reconocer a los artistas latinos.

En diciembre, el presidente Barack Obama recibirá a los agasajados en la Casa Blanca, y el secretario de Estado John Kerry les ofrecerá una cena en el Departamento de Estado.

Arroyo, quien nació y creció en Harlem como hija de un padre puertorriqueño y una madre afroestadounidense, dijo que su voz fue descubierta por accidente cuando estudiaba la secundaria y la escucharon imitando cantantes afuera de un taller de ópera. Con los años se presentó en las óperas de París, Londres y Viena, y tuvo 199 funciones en la Opera Metropolitana de Nueva York tras su debut en "Aida" en 1965.

Arroyo, de 76 años, dijo que se siente más orgullosa por su trabajo como profesora de jóvenes estudiantes de ópera, aunque dijo que recibir el reconocimiento del Centro Kennedy es increíble.

"Vamos por el mundo cantando y la gente dice: 'oh, una estadounidense cantando'. Pero en este caso nuestro gobierno está diciendo 'sí, nos gustas también''', dijo. "Para mí no hay un grupo más importante que mí país, esto lo hace extremadamente especial".

Joel, el "Piano Man" y uno de los artistas más populares de todos los tiempos, ha dedicado su vida a su música desde que dejó la secundaria sin graduarse. El músico de 64 años que escribió e interpretó éxitos como Uptown Girl", "The Longest Time", "Allentown" y "We Didn't Start the Fire", dijo en un comunicado que apreciaba sumarse a una lista de artistas excepcionales que han sido reconocidos por el centro.

"Pero que me hayan elegido para este reconocimiento prácticamente por hacer lo que amo me sorprende más que nada", dijo.

Los reconocimientos son diferentes a cualquier otro premio y lo siento casi como algo que viene de casa, dijo MacLaine, de 79 años, quien creció en la cercana Arlington, Virginia.

"Es un tipo de reconocimiento más global... No sólo Hollywood o Nueva York", dijo a The Associated Press. "La gente que recibe estas distinciones contribuyen al arte en el mundo, me siento privilegiada por ser parte de ellos".

Después de casi 60 años como una de las principales actrices de Hollywood, MacLaine no ha dejado de trabajar. Comenzó con un papel en la popular serie "Downton Abbey" en PBS terminará 2013 con su más reciente película "The Secret Life of Walter Mitty", en la que actúa con Ben Stiller y Kristen Wiig.

Hancock, quien nació en Chicago, se convirtió en una maravilla de la música clásica cuando sus padres le compraron un piano cuando era niño. A los 11 años tocaba con la orquesta sinfónica de Chicago. Pero en la secundaria descubrió el jazz y comenzó a escucharlo y aprenderlo.

"Entre más lo escuchaba más me atraía como un imán", dijo. "Quedé enganchado para siempre".

En 1963, Hancock se unió al quinteto de Miles Davis, uno de los grandes ensambles de jazz. Con los años ha adoptado la música electrónica y ha colaborado con artistas como Annie Lennox, John Mayer y Christina Aguilera.

Hancock, de 73 años, dijo sentirse halagado "de estar en esa lista de gente cuyo trabajo he respetado por tantos años en mi vida".

___

Brett Zongker está en Twitter como https://twitter.com/DCArtBeat .