G.Bretaña investiga a grupo de Mirror por escuchas

El grupo editorial del tabloide británico Sunday Mirror informó el jueves que está siendo investigado por la policía por el presunto espionaje telefónico, en la primera confirmación de que la dirección, al igual que los periodistas, podría enfrentar cargos por la conducta dolosa que ha denigrado el negocio periodístico del país.

La policía ha investigado las escuchas telefónicas ilegales, sobornos y otro tipo de actividades irregulares de los diarios desde 2011, cuando se reveló que el ya desaparecido diario News of the World, de propiedad de Rupert Murdoch, espiaba con regularidad los mensajes de voz de los teléfonos celulares de celebridades y otras personalidades públicas.

Más de 30 personas han sido acusadas, entre ellos periodistas, policías y ex ejecutivos periodísticos, pero ningún director de diario alguno ha sido señalado como responsable.

La empresa Trinity Mirror PLC indicó que la policía había informado a su subsidiaria, MGN Ltd., "que se acaba de iniciar una investigación a fin de determinar si MGN tiene responsabilidad penal por la presunta conducta dolosa de sus ex empleados con relación al espionaje telefónica que se realizaba en el Sunday Mirror".

La empresa afirmó que "no acepta actividades dolosas en su negocio" y que "toma estas acusaciones con mucha seriedad".

La Policía Metropolitana de Londres no hizo declaraciones, alegando que ellos no identificaban a sospechosos que aún no habían sido acusados.

La policía también se abstuvo de comentar sobre versiones de que se realiza una investigación penal sobre el diario de Murdoch, News U.K.

La investigación se centró inicialmente sobre los documentos de Murdoch, pero se ha ampliado a otras empresas. Se arrestó a varios ex empleados del Trinity Mirror, entre ellos al ex director de noticias y al subdirector del Sunday Mirror. El periodista Dan Evans de los periódicos Sunday Mirror y del News of the World fue acusado la semana pasada de espionaje telefónico.

El entrevistador de CNN Piers Morgan, ex director de noticias del diario Sunday, un anexo del Daily Mirror, dijo en una investigación sobre la ética de los medios británicos, dijo que no se enteró de que esos métodos hubieran sido usados mientras dirigía el diario entre 1995 y el 2004.

El juez Brian Leveson, a cargo de la investigación, calificó la declaración de Morgan como "nada convincente" y señaló que el espionaje ya se habría realizado en el Mirror a fines de los 90s.

Las acciones del Trinity Mirror cayeron el jueves en la Bolsa de Londres al conocerse el anuncio, para después recuperarse a 1,98 dólares por acción, aproximadamente con una pérdida del 2,5%.