Obama celebra el Mes de la Historia Negra

El presidente Barack Obama está celebrando lo que define como "el papel fundamental que los afro estadounidenses han jugado en todos los aspectos de la vida de Estados Unidos".

Obama fue acompañado por su esposa Michelle en la recepción el jueves en la Casa Blanca en honor al Mes de la Historia Negra.

El presidente dijo que su familia, incluyendo sus hijas Sasha y Malia, visitarán Selma, Alabama la próxima semana para honrar el 50 aniversario de la histórica marcha de los derechos humanos a través del estado. Dijo que el viaje también resaltará el próximo 50 aniversario de la firma de la Ley de los Derechos del Votante.

Obama dijo que la visita es para rendir tributo a las leyendas de los derechos civiles que participaron en la marcha, como Martin Luther King Jr. y John Lewis --actualmente congresista por el estado de Georgia-- así como los "incontables héroes estadounidenses cuyos nombres no aparecen en los libros de historia, que no están grabados en mármol en algún lugar: hombres y mujeres comunes".

El mandatario también dijo que el viaje será un recordatorio a sus hijas de las obligaciones que les corresponderán "porque habrá marchas a las que tendrán que ir, y batallas que ellas tendrán que pelear. Y si hemos hecho nuestro trabajo, entonces la próxima generación también tomará el relevo".

La celebración del Mes de la Historia Negra coincidió con el tercer aniversario de la muerte de Trayvon Martin. Un joven de 17 años, desarmado, que fue muerto a tiros por un voluntario de una guardia vecinal durante una confrontación en 2012. Obama agradeció a los padres de Martin por asistir en éste día tan complicado, y dijo que parte de la tarea de todo padre es mostrarle a sus hijos "que todos los días de su vida son importantes".

Entre los invitados a la recepción se encontraban la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la delegada Eleanor Holmes Norton, la representante demócrata por Texas, Sheila Jackson Lee, y Mattie Atkins, quien participó en las violentas marchas de Selma en la década de 1960.