Puertorriqueña Puig queda fuera en Acapulco

La puertorriqueña Mónica Puig desperdició un par de match points y terminó perdiendo el jueves 2-6, 7-6 (7), 6-4 ante la búlgara Sesil Karantacheva para quedar fuera en los cuartos de final del Abierto Mexicano de Tenis.

Puig arrasó en el primer set a su oponente y en el segundo remontó un 4-0. Con un 5-4 a su favor en la segunda manga, la boricua tuvo dos oportunidades para sentenciar, pero no capitalizó y cedió en el desempate.

En el tercero sufrió un quiebre con su primer game con saque, luego perdió otro servicio en el séptimo y se metió en un hoyo de 5-2. Respondió al romper a su rival en el siguiente, pero no le alcanzó.

"No voy a poner excusas, simplemente no fue mi día hoy para ganar el partido, lo tengo que aceptar y seguir hacia adelante", dijo Puig al final del partido. "Tuve los match points y siento que podía dar más, estuve a nada de ganar el partido".

Puig, 51 del mundo, había dejado en el camino a la número dos del torneo, la italiana Sara Errani.

"Desafortunadamente las cosas hoy no me fueron a mi favor... yo simplemente fallé las bolas importantes. No siempre en el tenis las cosas van a ir como tú quieres. Lo bueno es que la semana hay otro torneo de donde se puede aprender", agregó Puig, quien ahora participará en el Abierto de Monterrey, al norte del país.

La boricua se mostró frustrada porque sabía que seguir avanzando en este torneo le habría ayudado a seguir escalando en el ranking.

"Para ser jugadora dentro del Top 30, no puedo cometer errores como los que cometí hoy. Cuando hay oportunidades, ellas las cogen. Yo he mejorado en eso, pero me falta. Tengo 21 años y sigo aprendiendo", agregó Puig, quien hace un par de semanas había alcanzado las semifinales en Tailandia.

"Mis resultados van siendo más consistentes, eso me alegra. Ver que paso a paso voy subiendo. Estoy en la línea donde tengo que estar. Soy una trabajadora y estoy dispuesta a hacer lo que sea para mejorar mi carrera", agregó.

Puig usó un vendaje especial en el muslo izquierdo y por momentos parecía tener dolores intensos, pero dijo que nada de eso tuvo que ver con su eliminación.

"Obviamente tuve partidos difíciles y siempre sentirás una que otra cosa, pero si entras a la cancha estás al 100. Yo me sentía bien para competir y no hay nada", concluyó.