Cardenal colombiano será investido en Bogotá y no en Roma

En un hecho inédito por su avanzada edad, un arzobispo emérito colombiano será investido como cardenal de la Iglesia Católica no en el Vaticano sino en una ceremonia en esta capital.

Se trata de monseñor José de Jesús Pimiento, arzobispo emérito de la ciudad de Manizales y quien a principios de enero pasado fue elevado a la dignidad de cardenal por el papa Francisco, explicó el jueves la Arquidiócesis de Bogotá en un comunicado.

El religioso recién cumplió 96 años y no está en condiciones de viajar a Roma. Por eso la ceremonia del sábado, en la Catedral Primada del centro de Bogotá, será encabezada por el también cardenal colombiano Rubén Salazar.

Pimiento hace parte de los cinco arzobispos y obispos eméritos que, según dijo el papa, "se han destacado por su caridad pastoral en el servicio de la Santa Sede y de la Iglesia".

Colombia tiene otros dos cardenales, ambos con una edad superior a los 80 años: Darío Castrillón y Pedro Rubiano.