Inundaciones súbitas dejan dos muertos en Colorado

Dos personas murieron el jueves en inundaciones súbitas en Colorado y la crecida de las aguas en varios lugares impedía el acceso a los equipos de búsqueda y rescate hasta los pobladores y conductores de vehículos que quedaron atrapados en Boulder y en comunidades de las montañas vecinas, mientras las lluvias torrenciales castigaban el norte del estado.

El Servicio Meteorológico Nacional alertó de "una situación extremadamente peligrosa y que ponía en riesgo la vida" de la población en toda la región mientras las inundaciones, que llevaron a los residentes a evacuar sus viviendas y cancelar las clases en las escuelas, provocaron derrumbes de lodo y de piedras en algunas áreas.

"Evacuen hacia las alturas de inmediato. Actúen rápidamente para salvar la vida", alertó el Servicio Meteorológico en numerosos boletines que fueron trasmitidos durante toda la mañana.

Gabrielle Boerkircher, vocera de la Oficina de Administración de Emergencias, informó que los voluntarios trataban de ayudar a las personas atrapadas hasta que llegaran los grupos de emergencia porque las carreteras estaban intransitables.

Boerkircher dijo a The Associated Press que una persona falleció cuando una estructura se desplomó en Jamestown, un pequeño pueblo, pero no pudo dar más detalles.

"Tratamos de acceder hasta Jamestown", dijo Boerkircher. "Muchas poblaciones necesitan ayuda y no podemos llegar hasta ellos".

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que las autoridades del condado informaron que algunas viviendas se desplomaron en Jamestown, según una información de The Denver Post.

Una vocera de Colorado Springs, Kim Melchor, dijo que la policía que patrullaba las áreas anegadas halló un cadáver en las aguas del sector oeste de la ciudad el jueves por la mañana después que se difundieron varias advertencias de inundaciones en terrenos afectados por un incendio forestal al oeste del pueblo.

El meteorólogo del Servicio Nacional, Bob Kleyla dijo que el agua llegó a una altura de seis metros (20 pies) en el cañón Left Hand al norte de Boulder, y un bombero reportó por radio que estaba atrapado sobre un árbol. Los rescatistas que trataron de llegaron al lugar, no pudieron socorrerlo debido a los escombros que bloqueaban el acceso.

La oficina de emergencia del condado Larimer indicó que una laguna de agua empozada que se había formado en el área de Big Elk Meadows al sureste de Estes Park se desbordó y a los residentes de Pinewood Springs y de Blue Mountain se les ordenó estar preparados para abandonar la zona.

El capitán John Burt de la Patrulla Estatal de Colorado, dijo que se informó de daños en cuatro condados: Boulder, Larimer y Jefferson, al noroeste de Denver y el condado El Paso, en las inmediaciones de Colorado Springs.

Las autoridades informaron que a algunos habitantes de las áreas de Jamestown y el cañón Fourmile, y a unos 400 estudiantes en la Universidad de Colorado, se les pidió evacuar el área por el alto nivel de las aguas.

El diario Daily Camera de Boulder informó que la oficina de emergencias exhortó a las personas que viven en áreas bajas del condado a irse a tierras altas.

Operadores de la policía en Boulder están recibiendo llamadas por sótanos y casas inundados, y por vehículos sumergidos.

Mike Chard, director de la Oficina de Administración de Emergencias, recomendó a la gente evitar arroyos y canales, y no intentar cruzar en sus vehículos intersecciones inundadas.

Las inundaciones comenzaron el miércoles por la tarde y la ciudad de Erie fue la más castigada del condado con hasta 30 centímetros (1 pie) de agua en la avenida Erie Parkway, de acuerdo con un reporte de KCNC.