Inmigrantes se alegran por participar en foro con Obama

Inmigrantes halagaron al presidente Barack Obama por haber realizado el miércoles un foro comunitario donde participaron personas que viven en Estados Unidos sin permiso legal.

"Estoy satisfecho en general", dijo el hondureño Julio Calderón, quien asistió al evento organizado y televisado por Telemundo. "Cuando se trata de activismo, los que hablan siempre tienen papeles. Cuando uno es indocumentado, ni siquiera puede entrar a la Casa Blanca. Hoy muchas personas indocumentadas por primera vez pudieron tener acceso".

El joven de 25 años fue uno de muchos inmigrantes sin permiso de renuencia que asistieron al foro realizado en la Universidad Internacional de Florida, donde el presentador de noticias de Telemundo y MSNBC, José Díaz-Balart entrevistó al presidente.

Durante el foro, se tomaron tres preguntas de los asistentes y otras tantas de personas de afuera, de acuerdo con Isabel Gamarra, representante de la universidad.

Una de las preguntas fue hecha por la activista Erika Andiola, beneficiaria de un plan de Obama que aplaza la deportación y otorga permisos de trabajo a jóvenes que llegaron al país siendo niños. La pregunta de Andiola fue sobre el caso de su madre, quien vive en Arizona con el temor de ser deportada.

El presidente le respondió que las nuevas medidas de deportación no resolverán todos los casos pero, dijo que por lo mismo, es necesaria una reforma migratoria. Al final del evento, Obama le tomó la mano a Andiola y le prometió que revisaría el caso de su madre, de acuerdo con la organización de cabildeo DRM Action Coalition, cofundada por Andiola.

Otra participante fue la activista argentina María Bilbao, quien podría ser beneficiarse del plan de Obama para inmigrantes que tienen hijos que cuentan con la ciudadanía estadounidense y permiso de residencia.

"Me quedé muy conforme con lo que él dijo. Creo que está saliendo a defender su acción ejecutiva, que está siendo atacada, y tememos que apoyarlo, porque a la larga va prevalecer", dijo Bilbao, quien resaltó que le urge legalizar su estatus migratorio para poder viajar que su esposo sea operado.

Ambos programas de Obama quedaron congelados luego de que un juez federal los suspendió la semana pasada a pedido de 26 estados los consideran in inconstitucionales.

El gobierno federal pidió el martes al juez detener la orden judicial mientras la Corte del Quinto Circuito en Nueva Orleáns escucha la apelación al fallo.

"Me gustó que el presidente fue muy firme y contundente al hablar sobre lo que está pasando y lo que necesitamos hacer para seguir adelante", manifestó el colombiano de 24 años Esteban Wulff, beneficiario del plan de Obama para jóvenes que llegaron al país de niños.

La entrevista ocurrió el mismo día que Obama se reunió en la Casa Blanca con representantes de prominentes organizaciones pro inmigrantes, como el Centro para Cambio Comunitario, el Centro Nacional para Leyes Migratorias, el Concilio Nacional de La Raza, United We Dream y el Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicio.