Guardia iraní inicia maniobras cerca de un estrecho clave

La Guardia Revolucionaria iraní emprendió el miércoles maniobras de defensa aérea y naval a gran escala cerca del estratégico estrecho de Hormuz, en el que decenas de lanchas rápidas atacaron una réplica de un portaaviones estadounidenses mientras se disparaban misiles desde la costa al falso objetivo.

Las maniobras, llamadas Gran Profeta 9, se organizaron cerca del estrecho de Hormuz, una importante ruta marítima por la que pasa un quinto del petróleo del mundo. El ejército regular iraní realizó ejercicios cerca del estrecho el pasado diciembre.

La televisión estatal mostró las lanchas de la Guardia atacando la réplica de un portaaviones estadounidense. Las maniobras, en las que también se derribó un avión no tripulado y se colocaron minas submarinas, fueron las primeras que contaban con un falso portaaviones de Estados Unidos.

"Los portaaviones americanos son grandísimo arsenales de munición que alojan muchos misiles, cohetes, torpedos y todo lo demás", dijo el jefe de la marina de la Guardia, el almirante Ali Fdavi, en la televisión estatal, añadiendo que un impacto directo de un misil podría provocar una gran explosión secundaria.

El comandante de la Guardia Revolucionaria, el general Mohamad Ali Yafari, dijo que las maniobras envían un "mensaje de la fuerza" de Irán a "potencias extraterritoriales", en referencia a Estados Unidos.

Irán está negociando un acuerdo final sobre el polémico programa nuclear del país con Estados Unidos y otras cinco potencias mundiales. Ambas partes esperan alcanzar un acuerdo marco el mes que viene y un acuerdo final en junio.

Las naciones occidentales sospechan desde hace tiempo que Irán trabaja en un programa encubierto de armas nucleares, algo desmentido por Teherán.