Muertos hablan en exhibición forense en Londres

Para el común de la gente, la muerte es el fin. Para los científicos forenses, también es un comienzo.

Una exhibición de la Colección Wellcome de Londres, que combina arte y ciencia, lleva al visitante a la vida después de la muerte violenta, de la escena del crimen a la morgue, el laboratorio y el tribunal.

Es un mundo conocido gracias al cine y las series de televisión. Pero la curadora Lucy Shanahan dijo que el objetivo de la muestra es revelar las "vidas reales y narraciones personales que son el meollo de la ciencia forense".

La exhibición combina artefactos de la vida real --y la muerte real-- con obras de arte inspiradas en ellos.

Entre los objetos hay un dibujo de una de las víctimas de Jack el Destripador en la morgue, órganos de víctimas de crímenes y ejemplos antiguos de análisis de huellas dactilares e identificación por medio del ADN.

La exhibición, con entrada gratis, comienza el jueves y cierra el 21 de junio.