Las mujeres de EEUU aumentan uso de DIU, implantes hormonas

Los métodos anticonceptivos reversibles pero que funcionan a largo plazo se están haciendo cada vez más populares entre las mujeres estadounidenses, tras el rediseño de los DIU debido a riesgos de seguridad anteriores y al desarrollo de implantes subcutáneos de hormonas, según un informe del gobierno.

Las píldoras anticonceptivas siguen siendo el método más popular en todo el país, pero los dispositivos intrauterinos y los implantes son más efectivos para impedir un embarazo y duran varios años.

A continuación, puntos destacados del informe, publicado el martes por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades:

USO EN ALZA

Sondeos a nivel nacional muestran que un 7% de las estadounidenses en edad fértil emplearon anticonceptivos de efecto a largo plazo entre 2011 y 2013, por encima de la cifra menor al 2% en 2002. Los más populares son los DIU, dispositivos con forma de T que contienen hormones o cobre y se instalan en el útero. Pueden funcionar durante hasta 10 años. Los implantes, por su parte, son varillas de plástico del tamaño de una cerilla que contienen hormonas, y se instalan bajo la piel del antebrazo. Duran unos tres años.

Ambos sistemas pueden costar cientos de dólares, pero deberían cubrirse con copagos en la mayoría de los seguros médicos, dentro de las cláusulas sobre anticonceptivos de la Ley de Asistencia Asequible.

Los anticonceptivos de largo efecto los emplearon sobre todo mujeres en la treintena y mediados de la veintena, un 11% más del doble que las mujeres mayores o más jóvenes. También fueron más populares entre mujeres que tenían al menos un hijo, frente a las que nunca habían dado a luz.

HISTORIA

El uso del DIU bajó de forma drástica en todo el país después de que se relacionaran complicaciones graves con una marca ahora desaparecida en la década de 1970, pero otras firmas han rediseñado sus modelos. Los implantes hormonales que emplean varias varillas pequeñas se introdujeron en Estados Unidos en la década de 1990, y los dispositivos de un solo fragmento estuvieron disponibles una década después.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomendó en 2011 estos dos métodos como los más efectivos entre los sistemas reversibles de control de natalidad, y los señaló como seguros para la mayoría de las mujeres. Ambos tienen una eficiencia cercana al 100 por ciento, con menores tasas de fallo que las píldoras anticonceptivas, parches e inyecciones.

El breve informe sugiere que los nuevos diseños de DIU y la disponibilidad de implantes que duran tanto como algunos DIU podrían haber aumentado su atractivo, aunque no incluye motivos específicos para su aumento en popularidad.

OTROS MÉTODOSA

Entre las casi 61 millones de mujeres estadounidenses entre 15 y 44 años, casi dos tercios empleó alguna clase de anticonceptivo en 2011-13, según un estudio previo de los CDC. Las píldoras eran el método más habitual, empleado por el 16% de las mujeres. En torno a un 15% optó por la esterilización, aunque esta opción perdió popularidad durante el periodo estudiado. En torno al 9 por ciento utilizó condones masculinos, que a diferencia de las píldoras y métodos a largo plazo, protegen contra enfermedades de transmisión sexual.

___

En internet:

CDC: http://tinyurl.com/86pez7a

___

Siga a Lindsey Tanner en Twitter en http://www.twitter.com/LindseyTanner