Aumenta el robo de agua en California

Conforme se prolonga la sequía en California, las autoridades luchan contra ladrones que están retirando las coberturas de hidrantes contra incendios para tener acceso a uno de los bienes más preciados del estado: el agua.

En algunos casos, se han secado pozos y los delincuentes han comenzado a robar agua de hidrantes. En otros casos, camiones que necesitan agua para control de polvo y construcción toman el agua de hidrantes sin utilizar los medidores con lo que se les cobra. En ocasiones, la gente simplemente toma el agua de fuentes naturales.

El East Bay Municipal Utility Distric (Suministro Municipal de Agua del Este de la Bahía), al igual que muchas agencias de suministro de agua del Área de la Bahía de San Francisco, nunca ha multado a nadie por robar agua o intentar hacerlo.

En lugar de ello, a los reincidentes en el robo se les ha cortado su suministro y cobrado tarifas de reconexión, reportó el Contra Costa Times.

Pero ahora, dijo John Coleman, miembro de la junta de suministro de agua, el distrito debe tener una sanción superior al costo del agua. El 10 de marzo, la junta considerará opciones de sanciones penales por manejo indebido a equipo del distrito o tuberías de vecinos.

Otros sitios en el estado también tienen problemas con ladrones de agua:

En el Valle del Silicio, una compañía de suministro retiró tuberías de irrigación que según guardabosques permitían a una colonia nudista realizar desvíos de agua no autorizados de una cascada.

En la ciudad de Modesto, en el valle Central, un puñado de propietarios de viviendas fueron multado con 1,500 dólares por presuntamente tomar agua de un canal.

En el suburbio de San Ramón, en el Área de la Bahía, funcionarios dijeron que una cuadrilla de trabajadores de la construcción colocó mangueras a un hidrante de bomberos y extrajo aproximadamente 2.650 litros (700 galones) de agua el año pasado.

En el poblado de North San Juan, en la Sierra, ladrones conectaron su camión a la válvula de un tanque del departamento de bomberos y robaron miles de litros de agua.

California está iniciando su cuarto año de sequía, con 41% del estado en la categoría más grave de escasez de agua, según la agencia federal Monitor de Sequía. En el tiempo trascurrido de este año, el estado ha recibido una cuarta parte de precipitación de nieve de lo normal, de la cual depende gran parte de California para tener suministro de agua todo el año.