Abogado: Acusado de atraer a joven por Facebook no la mató

Un hombre acusado de haber atraído con engaños a una adolescente de 15 años a través de una página falsa de Facebook estaba en su casa con su familia la noche en que fue asesinada, dijeron sus abogados el lunes, acusando a la fiscalía de haber cometido "grandes errores" en su caso.

Pero los fiscales señalaron que la evidencia que vincula a Kyle Dube, de 21 años, en el secuestro y asesinato de Nichole Cable ocurrido en 2013 es enorme: la cuenta falsa de Facebook fue rastreada hasta su casa, su ADN fue encontrado en una gorra hallada al final del sendero de estacionamiento de vehículos de la casa de Nichole, y registros de torres de telefonía celular muestran que él estaba en el área de la casa de la joven.

El juicio de Dube inició en Bangor con los argumentos de apertura y un sollozante testimonio de la madre de Nichole, una alumna de segundo grado de secundaria de Glenburn cuyo cuerpo fue encontrado sin vida en bosques de la cercana ciudad de Old Town después de ocho días de búsqueda.

La policía dijo que Dube había dicho a otras personas que tenía la intención de secuestrar a Nichole y después acudir a su rescate. Su plan era secuestrarla vistiendo un pasamontañas, regresar después sin el disfraz, encontrarla y ser aclamado como héroe, señalaron las autoridades.

Pero la defensora Wendy Hatch dijo el lunes que el estado se apresuró a procesar a Dube, y argumentó que alguien más había cometido los crímenes.

"Estamos aquí para demostrarles que el estado tiene lagunas en este caso. Tienen errores, grandes errores", dijo Hatch al jurado, agregando que Dube "se levantó a la siguiente mañana, se vistió, se despidió de su hija con un beso y fue a trabajar".

El fiscal general asistente Donald Macomber dijo que además se encontró ADN de Dube en las uñas de Cable, y que él tenía rasguños en el rostro después que ella desapareció. Indicó que aludió al crimen cuando tuvo una crisis emocional mientras agentes trataban de calmarlo cuando se presentó en la cárcel por una violación al reglamento vial no relacionada.

"Dube respondió que estaba preocupado por lo que había hecho y que ellos no sabían qué había realizado", dijo Macomber.

Las declaraciones del lunes marcaron el inicio de un juicio que se espera dure dos semanas.