Expolicía que mató a sus hijas había discutido con su esposa

El policía retirado que al parecer mató a sus dos hijas adolescentes y luego se suicidó había hablado con su esposa sobre una posible separación, informó el lunes la policía.

Un día antes de matar a sus hijas su esposa había acudido a la policía para reportar una discusión sobre una factura telefónica de 80 dólares, dijo el jefe de la Policía de Harrison, Anthony Marraccini, pero no había indicios de violencia.

"Ella no nos dijo que siguiéramos la situación, sólo quería dejar constancia de lo sucedido", dijo el jefe policial.

La policía cree que Glen Hochman, policía retirado de White Plains, disparó contra sus hijas Alissa, de 17 años, y Deanna, de 13, para luego suicidarse el sábado. Su esposa y una tercera hija, de mayor edad, no estaban en casa.

El jefe informó que la investigación determinó que hubo una "discusión familiar" sobre una posible separación" pero no dijo si se consideraba un motivo para el ataque.

Marraccini dijo que la policía encontró una nota en el cuerpo de Hochman en la cochera de su casa en el pueblo de Harrison, en el Condado Westchester, y que "tiene alguna indicación del motivo", pero no dio mayor explicación porque hay una conferencia programada para más tarde el lunes.

Los cuerpos de las chicas fueron hallados en la planta baja de la casa. Tres perros también fueron ultimados a balazos.

Marraccini dijo el lunes que la pistola encontrada cerca del cuerpo de Hochman parece ser la que se usó en los hechos y pertenecía al expolicía.

Hochman pasó 22 en la Policía de White Plains antes de retirarse. El comisionado David Chong dijo que trabajó con integridad y honor y que la policía estaba "conmocionada y horrorizada ante la noticia de esta inmensa tragedia".

Marraccini dijo que la policía acudió al hogar de la familia después que una persona reportó que nadie respondía a la puerta de la casa. La policía encontró los cuerpos de Hochman y sus hijas a eso de las 3:50 de la tarde.

Vecinos de esa zona de clase acomodada hablaron del crimen mientras paleaban nieve el domingo.

Howard Hollander, piloto de una aerolínea, dijo que Hochman "siempre estaba al tanto de su propiedad, limpiando el patio".

Las chicas "siempre saludaban al pasar", agregó Hollander.