Aviso: El orangután Arno se va de viaje, entérense

Es el equivalente simio de Google Maps y Facebook. La víspera de un viaje importante, el orangután Arno planea su viaje y con un grito avisa a los demás a dónde irá.

Lo que él y sus otros orangutanes amigos hacen en las selvas de Sumatra les dice a los científicos que la capacidad de planear un viaje y las relaciones sociales no son sólo cosa de humanos.

Un nuevo estudio de 15 orangutanes machos concluyó que planean sus actividades del día siguiente y comparten sus planes con sonidos, de manera que las hembras puedan unírseles o seguirles la pista, y otros machos apartarse del camino.

Los investigadores siguieron de cerca a los machos mientras viajaban durante 320 días en los años 1990. Los resultados del estudio se publicaron el miércoles en la revista especializada PLoS One.

Por lo general los orangutanes miran en la dirección que planean tomar y emiten un grito prolongado, a veces hasta de 4 minutos. Entonces se van a dormir y 12 horas después toman el camino anunciado, dijo Carel van Schaik, autor del estudio y director del Instituto de Antropología de la Universidad de Zurich.

"Este mono planea", dijo van Schaik. "Constantemente actualizan su Google Maps, por decirlo de alguna forma. Y sobre esa base planean qué harán después".

Los orangutanes no sólo avisaron una vez, sino constantemente, más de 1.100 veces en los 320 días del estudio.

"Esto muestra que son como nosotros en este sentido", dijo Schaik. "Nuestros antepasados homínidos deben haber hecho lo mismo".

Los científicos habían observado esta actividad de planeación en parques zoológicos y en experimentos controlados, pero este estudio ofrece pruebas sólidas de planeación de viaje en un entorno completamente natural, dijo Frans de Waal, de la Universidad Emory en Atlanta, quien no participó en el estudio.

Van Schaik dijo que él y sus colegas escucharon los gritos sobre los viajes por casualidad hace casi 20 años, primero del orangután macho dominante Arno, a quien siguieron más de 14 orangutanes macho. Los investigadores esperaron a publicar los resultados del estudio porque pensaban que pocas personas estarían dispuestas a creer que los orangutanes pudieran hacer tal cosa. Pero en años recientes los estudios realizados en laboratorios y cautiverio han mostrado que es así.

Sobre la base de estudios anteriores, van Schaik percibió que el macho informa a los demás sobre sus planes para que las hembras puedan ir a su encuentro o mantenerse cerca. Algunas hembras prefieren estar cerca en caso que otros machos las acosen y necesiten protección. Y otras pueden unírseles para copular.

___

Seth Borenstein está en http://twitter.com/borenbears