Investigan descarrilamiento de tren en Virginia Occidental

Las autoridades federales iniciaron una investigación a gran escala sobre el descarrilamiento de tren en el sur de Virginia Occidental mientras continúan los trabajos para retirar los vagones cisterna volcados en el lugar, informaron funcionarios el domingo.

Un incendio desatado por el descarrilamiento ocurrido el 16 de febrero en Mount Carbon evitó que los investigadores pudieran tener pleno acceso al sitio del accidente hasta este fin de semana. El duro invierno también ha obstaculizado la investigación. Para el domingo, algunos vagones ya habían sido retirados pero todavía quedaban muchos en el lugar.

"El personal en el lugar del descarrilamiento está haciendo muchos avances. Ha sido absolutamente complejo. Es un gran testimonio para ellos que nadie hubiera resultado herido a pesar del hielo y la nieve, el frío y la humedad", dijo el domingo Sarah Feinberg, administradora interina de la Administración Federal Ferroviaria, en entrevista con The Associated Press.

Los investigadores no han determinado la causa del descarrilamiento de 27 de los 109 vagones que venían con el tren CSX durante una tormenta de nieve. Feinberg dijo que la pesquisa se encuentra en una etapa inicial y que la agencia ferroviaria examinará todos los elementos, incluido el clima, las vías y la operación del tren.

"Algunas de las cosas que queremos investigar siguen debajo de los vagones apilados", dijo a la AP Robert Lauby, encargado de seguridad en la agencia de trenes.

Las autoridades han revisado los videos de las cámaras que están colocadas al frente y detrás del tren, junto con el video de otro tren que pasó cerca del CSX minutos antes del descarrilamiento. Los registros grabados del tren también ya fueron recuperados.

"Ahora podemos comenzar a trabajar en la investigación forense", dijo Feinberg.

La investigación incluirá la inspección de los vagones dañados, la recuperación del tren dañado y la revisión de los registros de mantenimiento e inspección, informó el Departamento de Transporte en un comunicado emitido el domingo.

El petróleo involucrado en el descarrilamiento está siendo analizado por la Administración de Seguridad en Oleoductos y Materiales Peligrosos para determinar su contenido de gas, volatilidad y desempeño de los vagones cisterna. Los investigadores también buscan comprobar si la clasificación del petróleo cumplía con las regulaciones federales para materiales peligrosos, indicó el Departamento de Transporte.