Oficialistas marcharon a favor de Siria

Varios miles de seguidores del gobierno marcharon el miércoles en el centro de la capital venezolana para manifestarse contra una posible intervención armada en Siria y se anunció el envío de ayuda humanitaria para los refugiados sirios que está en el Líbano.

Bajo la consigna "Obama fascista, asesino, imperialista", y entre pancartas en las que se leía "Rechazamos la intervención imperialista y fascista en Siria", miles de simpatizantes del gobierno y empleados públicos, vistiendo las características franelas rojas, tomaron algunas calles y avenidas del centro de la capital para protestar una eventual intervención militar en Siria.

En medio de la marcha oficialista, que culminó ante el palacio de gobierno, también se exhibieron algunas pancartas con el rostro del fallecido presidente socialista chileno Salvador Allende, con motivo de cumplirse 40 años de su derrocamiento. Portaban una bandera de Chile, y un escrito que decía "Ni un golpe más en América Latina".

Al condenar una posible intervención militar en Siria, el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, afirmó el miércoles que "hay países del Golfo Pérsico que han incrementado su producción para que nadie se preocupe por interrupciones en el suministro de crudo si hay una guerra", y sostuvo que Venezuela se opondrá a cualquier aumento de producción.

Ramírez dijo a la prensa, al final de un acto donde las autoridades de Venezuela y Trinidad firmaron un acuerdo para la explotación conjunta de gas, que los países miembros de la OPEP disponen de 58 días de inventario para garantizar el abastecimiento en caso de que se presente un conflicto bélico en el Medio Oriente.

El ministro reiteró el rechazo del gobierno venezolano a una posible agresión militar de Estados Unidos en Siria, y afirmó que esa acción lo que busca es "el control del petróleo que hay en esa región".

Los gobiernos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que integran ocho países latinoamericanos y caribeños, enviaron el miércoles un avión Y8 de la fuerza aérea venezolana con siete toneladas de alimentos, ropa, frazadas, agua potable y medicinas, para los refugiados sirios que se encuentran en el Líbano, indicó la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).