Detalles del secuestro de FARC a estadounidense

El ex infante de marina estadounidense que la guerrilla de las FARC dice tener en su poder desde hace un mes desatendió la advertencia de la policía colombiana de no recorrer una peligrosa zona al sureste del país que deseaba conocer, contó el jefe de la autoridad antisecuestro.

El general Humberto Guatibonza le reveló por teléfono a The Associated Press que el otrora militar Kevin Scott Sutay, de 26 años, arribó a Colombia el 8 de junio procedente de Panamá en condición de turista, se conoció el domingo.

El ciudadano estadounidense se trasladó por tierra hasta San José del Guaviare, capital del departamento de Guaviare a unos 280 kilómetros (173 millas) al sureste de Bogotá. Allí se hospedó en el hotel Las Palmas, entre el 11 y el 13 de junio.

Desde el primer día, Scott Sutay manifestó a los administradores de la posada su deseo de viajar de a pie hasta Puerto Inírida para "conocer" esta ciudad en la frontera con Venezuela. Ante su insistencia, las personas a cargo del hotel llamaron a la policía de la zona.

Las autoridades intentaron persuadir al norteamericano para que viajara en avión hasta la capital del departamento de Guainía. Pero, "no quiso" desistir de su viaje por tierra de unos 540 kilómetros (335 millas), selva adentro. Por ello, "firmó un acta (o documento de compromiso ante la policía) donde se responsabilizaba de acceder sólo al sector que quería conocer", detalló el director de la policía antisecuestro.

Antes de abandonar el hotel, Scott Sutay llamó a sus padres en Estados Unidos y "les dijo que estaría un tiempo sin comunicarse porque iba a estar en plena selva", contó el jefe policial quien sólo atinó a describir al ex infante de marina como un hombre delgado, alto y con corte al estilo militar, según información recopilada por las autoridades colombianas.

Guatibonza explicó que la zona que deseaba recorrer Scott Sutay no es lugar de turismo. Por el contrario, es una vasta y caldeada zona en la que operan varios frentes de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ciudadano estadounidense fue capturado por las FARC el 20 de junio en El Retorno, un municipio de Guaviare, según informaron los rebeldes en un comunicado publicado el viernes en su página de internet.

La guerrilla expresó, en su comunicación, su intención de entregar al cautivo a una misión humanitaria integrada por la ex congresista Piedad Córdoba y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Un vocero del CICR confirmó este domingo a la AP que esa entidad ya estableció contacto directo con Córdoba, el Ministerio de Defensa y las FARC para adelantar el operativo de liberación de Scott Sutay, cuya fecha exacta de entrega aún se desconoce.

En la víspera, Córdoba aceptó mediar en la eventual puesta en libertad del norteamericano. En los últimos cinco años, las FARC le ha entregado a la ex legisladora unos 30 secuestrados, entre uniformados y civiles.

Tanto el embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley, como el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, han exigido la liberación inmediata de Scott Sutay.

De acuerdo con McKinley, Scott Sutay es un "marino jubilado" o en retiro y, de ninguna forma, hace parte de la misión militar estadounidense en territorio colombiano.

El ejército estadounidense ha colaborado de cerca con las fuerzas armadas colombianas, al punto que ha llegado a tener decenas de uniformados y contratistas civiles trabajando en el país andino.

De hecho, las FARC secuestraron a tres contratistas estadounidenses en 2003, que sólo recuperaron la libertad hasta el 2 de julio en un operativo de rescate de la fuerza pública colombiana.