Húngaro se inculpa de alzamiento armado en Bolivia

El húngaro Elod Toaso y el boliviano-croata Mario Tadic se declararon culpables el viernes de alzamiento armado y sedición en 2009 en Bolivia y por ello el juez les sentenció a cinco años y 10 meses.

Toaso y Tadic se declararon culpables para acceder a un juicio abreviado ya que llevan cinco años recluidos con un juicio que no avanzaba por problemas internos de la fiscalía y otros, lo que ha provocado la preocupación de los imputados, que negaban las acusaciones.

"Estamos aceptando la culpabilidad para salir libres... ", dijo Tadic en declaraciones a los medios.

Consultado si podrán salir en libertad por cuanto llevan cinco años en prisión, respondió "supuestamente vamos a salir de la cárcel. Hay que tener paciencia".

El caso salió a la luz pública el 16 de abril de 2009 cuando murieron abatidos por la policía en un hotel de la ciudad oriental de Santa Cruz, el boliviano húngaro croata Eduardo Rózsa Flores, el irlandés Dwyer Michael Martin y el rumano Arpad Magyarosi y fueron detenidos Toaso y Tadic. Fueron señalados de intentar un alzamiento contra el gobierno.

Por la mañana, Juan Kudelka, dirigente del Comité Cívico de Santa Cruz, también se declaró culpable de financiar al grupo con dinero del ex presidente de ese comité, Branko Marinkovic.

El gobierno y la Fiscalía denunciaron que el grupo irregular estuvo en Bolivia contratado para un plan separatista de Santa Cruz.

Toasó en su declaración dijo que ellos fueron traídos a Bolivia "para defender Santa Cruz y la Gobernación". Sin embargo, en los cinco años que estuvo detenido siempre negó haber estado en ese plan conspirativo.

Santa Cruz, en 2009 fue el bastión opositor al gobierno de Evo Morales, incluso la fiscalía denunció que habrían diseñado un plan para atentar contra la vida del mandatario.

Los acusados no se refirieron al tema. En el caso aún hay 39 implicados