Chile responde a Perú sobre acusación de espionaje

Chile afirmó el viernes que no promueve ni acepta el espionaje en otros países ni en su territorio, en respuesta a la acusación peruana de que tres marinos están procesados por traición a la patria en favor de Chile.

La posición fue fijada en un comunicado de la cancillería en que destaca que "respecto a Perú la voluntad de Chile es continuar el proceso de fortalecimiento de las relaciones bilaterales, objetivo en el cual están empeñados los esfuerzos de ambos gobiernos".

El comunicado afirma que Chile "no promueve ni acepta acciones de espionaje en otros Estados ni en su propio territorio".

Concluyó señalando que, "nuestro país señala la voluntad de establecer una agenda de futuro con Perú, para lo cual tenemos la intención de seguir dando pasos de confianza mutua e integración".

El presidente peruano Ollanta Humala se reunió en la víspera con el Consejo de Estado y con ex mandatarios para abordar el asunto del supuesto espionaje en favor de Chile. Concluidos sus encuentros Humala declaró que "de darse una acusación de esta naturaleza es gravísimo para las relaciones bilaterales de Perú y Chile, que hemos venido fortaleciendo".

"Pero esto no puede pasar así no más", agregó Humala.

La posición chilena es que la cancillería no ha recibido información oficial sobre el caso.

Según la prensa peruana, tres suboficiales de la Marina de Guerra peruana supuestamente reclutados por marinos chilenos entregaron imágenes electrónicas sobre la situación de los buques de guerra y sus ubicaciones en el litoral de Perú.

Los marinos fueron detenidos en el segundo semestre de 2014 y su arresto se ha sido extendido por un año más, según la prensa del vecino país.