La Maratón de Tokio refuerza su seguridad

Los organizadores de la Maratón de Tokio de este domingo prometieron una seguridad reforzada, tras la muerte de dos rehenes japoneses a manos del grupo Estado Islámico.

"Hemos celebrado simulacros anti terroristas y trabajado estrechamente con la agencia de policía, así que confiamos en ofrecer una carrera segura", dijo el presidente de la prueba, Koji Sakurai.

Se espera que unos 30.000 corredores hagan el recorrido por las calles de Tokio. Entre los atletas habrá policías, dentro de las nuevas medidas de seguridad.

Los milicianos islamistas amenazaron al pueblo japonés en todas partes tras la ejecución de dos rehenes japoneses el mes pasado.

La carrera de Tokio es una de las grandes maratones del mundo, junto con las de Boston, Chicago, Londres, Berlín y Nueva York.

En 2013, la Maratón de Boston fue objeto de un atentado terrorista en el que murieron tres personas.