Sacerdotes rechazan designación de obispo chileno

Un grupo de sacerdotes y diáconos de la ciudad sureña de Osorno solicitaron la intervención del Nuncio Apostólico para que logre la renuncia del recién nombrado obispo de esa ciudad, Juan Barros Madrid, al quien acusan de encubrir a un sacerdote condenado por El Vaticano por abusar de menores.

La petición de los sacerdotes se suma a una misiva firmada por medio centenar de diputados chilenos entregada esta semana en la embajada de Chile en Roma por el legislador Fidel Espinoza, para que sea reenviada al Vaticano con el mismo propósito.

El nombramiento de Barros por el papa Francisco se conoció la primera semana de enero.

Barros era cercano al cura Fernando Karadima, quien fue sancionado por la Congregación de la Doctrina de la Fe a una vida de "penitencia y oración" tras encontrarlo culpable de abusos sexuales de menores. Los tribunales chilenos lo sobreseyeron porque los crímenes habían prescrito, aunque la jueza del caso dictaminó que los abusos "son verídicos y fidedignos".

Una de las víctimas de Karadima, Juan Carlos Cruz, en declaraciones a la prensa afirmó que Barros incluso viajó al Vaticano para defender a su amigo.

Según el medio en línea SoyChile.cl, los religiosos aluden a una primera carta enviada a la Nunciatura que quedó sin respuesta. Espinoza dijo esta semana desde Roma a radio Cooperativa que ellos también entregaron una misiva en la representación diplomática del Vaticano en Santiago, pero que sólo fueron atendidos "por la señora que hace el aseo".

"No podemos sino decirle que un sinnúmero de fieles, sacerdotes y diáconos sufrimos en este momento mucha tribulación, pues no nos sentimos acogidos, menos comprendidos por la jerarquía de nuestra Iglesia", dicen unos 30 religiosos y laicos en su carta, según el medio on line.

"Por todo lo que se ha publicado referente al Sr. Obispo elegido, que no es desmentido por la iglesia en forma enérgica, convincente y pública, solicitamos a usted, Sr. Nuncio Apostólico, que procure la renuncia del Sr. Obispo Barros como obispo para Osorno".

Más de un millar de osorninos ha reunido firmas para protestar por la designación de Barros.

El sacerdote jesuita Felipe Berrios opinó a comienzos de mes que quizás el propio Nuncio Ivo Scapolo fue quien le sugirió al papa la designación de Barros. Especuló que "él le dijo al papa que éste (Barros) era el obispo para Osorno. Y qué va a saber el papa más detalles".

Cruz dijo en su cuenta de Twitter que el recién nombrado "se besaba y tocaba con Karadima, veía abusos, encubría y destruía personas, hoy Juan Barros nombrado Obispo de Osorno. Impresentable".

La Conferencia Episcopal chilena no se ha pronunciado sobre el tema.