Reportero en problemas en Egipto culpa a Al-Jazeera

Mohamed Fahmy, un periodista de Al-Jazeera en Inglés que enfrenta un juicio en Egipto, dijo que su empleador, con sede en Catar, es parcialmente culpable de su problema.

Fahmy señaló el jueves que aunque el juicio contra él y otros dos colegas por cargos relacionados con terrorismo es una violación a la libertad de expresión, el caso se complicó por la "negligencia" de Al-Jazeera y el uso de la televisora por parte de Catar para "emprender una guerra mediática" contra El Cairo.

Egipto y Catar están trabados en una disputa debido al apoyo de Doha al depuesto presidente islamista egipcio Mohammed Morsi.

Fahmy fue liberado bajo fianza el 12 de febrero después de más de un año en prisión. Él está cabildeando para ser deportado a Canadá, donde tiene ciudadanía. Pero, a diferencia de su colega australiano Peter Greste, Fahmy no fue deportado aun después de renunciar a su nacionalidad egipcia.