Mediador: Argentina se niega a hablar con bonistas

El mediador del conflicto entre Argentina y fondos de cobertura estadounidenses que exigen 1.500 millones de dólares al país dijo el jueves que la nación sudamericana se niega a negociar incluso después de que expirase una cláusula legal que el país aseguraba era el mayor impedimento a las negociaciones.

Daniel Pollack, impuesto por un juez neoyorquino para mediar el conflicto, dijo el jueves en un comunicado que el 30 de enero invitó a Argentina a retomar negociaciones a pedido de NML, el principal acreedor en la disputa. Afirmó que insistió durante las dos siguientes semanas a través de llamadas telefónicas.

"El gobierno de Argentina ni ha aceptado ni ha respondido a la invitación de los fondos de cobertura", indicó el mediador en el comunicado del jueves.

Pollack dijo que los fondos invitaron a negociar sin "precondiciones" y que ofrecieron la posibilidad de llegar a un acuerdo ""sin ningún pago presente en efectivo, con los detalles a negociarse".

El 1 de enero expiró la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers o Derechos sobre Futuras Ofertas), que establece que Argentina no puede dar mejores condiciones de pago a los fondos que litigaron contra el país en Nueva York que a los tenedores de bonos que aceptaron dos reestructuraciones de deuda en 2005 y 2010.

Argentina dijo repetidas veces que esa cláusula era el motivo por el cual no podía pagar, ya que si lo hacía, provocaría juicios millonarios contra el país.

Portavoces de los abogados de Argentina, de la firma Cleary Gottlieb, con oficinas en Nueva York, no respondieron de forma inmediata a una solicitud de respuesta por parte de Associated Press.

El litigio con los bonistas surgió a raíz del fallo del juez federal estadounidense Thomas Griesa, emitido en el 2012, y que obliga a Argentina a pagar unos 1.500 millones de dólares a bonistas en cese de pagos desde 2001, cuando el país declaró una moratoria. A pesar de que la decisión de Griesa fue respaldada por la Corte Suprema de Estados Unidos, Argentina se niega a pagar.

A raíz de este conflicto, el país fue declarado en default técnico en julio de 2014 debido a que Griesa bloqueó el giro de fondos destinados a los tenedores de bonos que aceptaron las dos reestructuraciones de deuda, al entender que se debía saldar antes lo adeudado a los litigantes.

Pollack dijo el jueves en su comunicado que Griesa le pidió que anunciara el estatus de la situación.

El gobierno argentino aseguró en diciembre de 2014 que no modificaría su política ante los fondos querellantes y que no aceptaría "extorsiones de ninguna naturaleza".

Argentina ha insistido en que quiere lograr condiciones de negociación equitativas, razonables y legales para la totalidad de los acreedores. Un 93% de los tenedores en cese de pagos aceptaron entrar en los canjes de 2005 y 2010.

_______________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens