ONU: Estancada investigación sobre programa nuclear iraní

La investigación de las acusaciones de que Irán trabajó para desarrollar armas atómicas se ha estancado, informó el jueves la agencia nuclear de Naciones Unidas, un hecho que ensombrece la posibilidad de que Teherán y seis potencias mundiales puedan concluir un acuerdo antes de que se venza el plazo establecido en junio.

Estados Unidos y seis potencias mundiales insisten en que Teherán debe cooperar completamente con la investigación que lleva a cabo la Agencia Internacional de Energía Atómica para alcanzar un acuerdo que cancele las sanciones impuestas a Irán.

"Irán no ha dado explicación alguna" sobre las sospechas, según un informe confidencial al que tuvo acceso The Associated Press.

La agencia también indica que Irán ha cumplido su compromiso de restringir temporalmente las actividades atómicas mientras negocia un acuerdo de largo plazo.

Hace un año Irán aceptó trabajar con la AIEA, pero como en investigaciones anteriores la investigación se estancó mientras Teherán insistía en que nunca trabajó en el desarrollo de armas nucleares y que cualquier prueba de lo contrario ha sido fabricada.

Diplomáticos han dicho a la AP que Washington está dispuesto a ampliar el plazo de la investigación de la AIEA si en junio se alcanza un acuerdo para limitar el programa de enriquecimiento de uranio de Irán y otras actividades que podrían llevar al desarrollo de armas nucleares.

Señalan que Estados Unidos pondría un límite a esa ampliación y mantendrían en vigor algunas sanciones hasta que la AIEA entregue sus resultados.

Eso, sin embargo, no sería suficiente para quienes apoyan una línea dura en Irán que quieren el levantamiento absoluto de las sanciones ni a los críticos en el Congreso de Estados Unidos, quienes creen que cualquier acuerdo evitará que se desmantele la capacidad de Irán para producir armamento nuclear.

Mientras Teherán no da señales de que esté dispuesta a cooperar con la comunidad internacional quizá tenga que aceptar una ampliación del plazo para que la AIEA entregue su estudio, a partir de información recopilada por la inteligencia estadounidense, israelí y de otras agencias, así como de su propia información.