Prohibición enfrenta a monjes en Mianmar

Una directiva de los líderes budistas de MIanmar que prohíbe al clero organizar sus propias asociaciones facilitará un enfrentamiento con los monjes activistas, incluyendo el líder de un movimiento nacionalista que predica la lucha contra los musulmanes.

Wirathu, que fustiga en sus sermones a los musulmanes, dijo el miércoles que las normas fueron elaboradas primero durante el régimen militar y negaban a los monjes sus derechos.

El director gubernamental del Departamento de Asuntos Religiosos, Tun Nyunt, dijo que la Organización Estatal Sangha Nayaka, el organismo central de los monjes budistas, emitió sus directrices el 24 de agosto. Reiteró la prohibición establecida en 1990, cuando los monjes jóvenes se unieron para oponerse al régimen militar. Un gobierno salido de las urnas subió al poder en el 2011.

Las nuevas libertades han ocasionado enfrentamientos entre budistas y musulmanes y fomentaron la aparición de grupos ultranacionalistas relacionados con monjes radicales.

Wirathu dijo a The Associated Press que las normas limitan los derechos de los monjes budistas.

"Los monjes no tienen derechos a pronunciar libremente sermones ni formar sus propias organizaciones. Los monjes están perdiendo sus derechos", agregó.

La aparición de grupos como el encabezado por Wirathu ha sido una consecuencia de los conflictos religiosos y étnicos, y muchos creen que su ideología inflamó aún más el problema.

La situación presenta un dilema al gobierno, que encara pedidos de los grupos defensores de los derechos humanos y las naciones occidentales para que adopten medidas contundentes a fin de reducir la intolerancia religiosa y la violencia que ha causado centenares de muertos y más de 100.000 desplazados en el último año.