Obama busca ampliar enfoque mundial contra el extremismo

El presidente Barack Obama afirmó el miércoles que Estados Unidos no está en guerra con el islam, sino con la gente que ha pervertido esa religión.

Algunos han criticado a la Casa Blanca por evitar vincular al terrorismo directamente con el extremismo islámico. Pero Obama señaló que aquellos que combaten en el grupo Estado Islámico y al-Qaida no son líderes religiosos, sino terroristas.

Dijo que ninguna religión es responsable de la violencia y el terrorismo, e indicó que desea darle más fuerza a las voces de la tolerancia en Estados Unidos y más allá.

Obama habló en la reunión de la Casa Blanca para contrarrestar el extremismo violento. Hizo un llamado a enfocarse en evitar que los terroristas recluten personal e inspiren a otras personas.