Las cuadrillas que combaten un incendio forestal en el norte de California que ha destruido 30 casas y dañado otras 30 esperan un clima más favorable que ayude en sus labores de extinción.

El vocero del Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California, Mike Witesman, dijo que debería bajar el miércoles la temperatura y aumentar la humedad en torno al incendio de Clover, en el condado de Shasta. Las autoridades esperan además que disminuya el viento.

La cifra aumentó a más de 101 hectáreas (250 acres) durante la noche, aunque su contención sigue en el 40%. Ha quemado ahora casi 28 kilómetros cuadrados (11 millas cuadradas).

Los testigos dijeron que sigue amenazando unas 300 casas en la población de Happy Valley. Las evacuaciones siguen vigentes, aunque por lo menos algunas de ellas podrían ser derogadas el miércoles.

Mientras tanto, la contención de un incendio en la zona de un parque forestal de la bahía de San Francisco aumentó durante la noche a un 70%.