Talibán paquistaní y ejército canjean prisioneros

El Talibán paquistaní y el Ejército intercambiaron prisioneros el miércoles como una medida de fomento de la confianza de cara a posibles negociaciones de paz, dijeron funcionarios de inteligencia y un comandante de las fuerzas insurgentes.

El intercambio incluyó seis combatientes y dos soldados paramilitares de los Cuerpos Fronterizos, informaron los funcionarios y el comandante. El canje ocurrió en la zona de Shawal, de la región tribal de Waziristán del Sur. Los combatientes fueron posteriormente trasladados al vecino Waziristán del Norte, principal santuario del Talibán del país.

Los rebeldes dispararon al aire en un gesto de alegría cuando liberaron a sus compañeros, dijeron los funcionarios de inteligencia.

Los funcionarios y el comandante del Talibán hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a dirigirse a los periodistas.

La liberación se produjo sólo días después de que los principales partidos políticos de Pakistán respaldaron las negociaciones de paz con el Talibán y sus aliados el lunes como la mejor manera de poner fin a una década de insurgencia que ha provocado la muerte de miles de personas.

El intercambio estaba destinado a fomentar la confianza entre el gobierno y los combatientes antes de unas conversaciones formales de paz, dijo el comandante del Talibán.

Altos líderes del Talibán están discutiendo si deben aceptar la oferta de negociaciones del gobierno, dijo el comandante y uno de sus compañeros.

El Talibán se dijo abierto a sostener conversaciones a finales del año pasado, pero retiraron su oferta en mayo, después de que el segundo al mando murió en un ataque de aviones no tripulados estadounidenses.

El primer ministro paquistaní Nawaz Sharif hizo campaña sobre una plataforma de sostener conversaciones de paz y ha mantenido esa línea desde que asumió el cargo en junio. Se anotó una victoria cuando su postura fue respaldada por otros partidos el lunes, una decisión que en general fue bien recibida por los talibanes.

Pero hay muchos escépticos que dudan que las negociaciones puedan traer una paz duradera. El Gobierno ha alcanzado varios acuerdos de paz con el Talibán en el pasado, pero todos se han venido abajo. Los críticos dicen que los acuerdos sólo dieron a los combatientes tiempo para reagruparse y continuar su lucha contra el Estado.