Furia opositora remece Parlamento sudafricano

Se supone que el Parlamento sudafricano es un monumento al decoro. Pero últimamente es todo lo contrario.

El martes, un partido opositor dijo que su dirigente había sido calificado de "cucaracha" por el presidente del legislativo. Un miembro influyente de otro partido dijo que el presidente Jacob Zuma, presente en la sesión, era un "hombre quebrado" que tarde o temprano sería derrocado.

La semana pasada, los guardias de seguridad ingresaron a la sala para expulsar a legisladores opositores que interrumpieron el discurso anual de Zuma para exigir que responda a preguntas sobre un escándalo.

El Congreso Nacional Africano domina la política desde el fin del régimen racista en 1994, pero el escándalo sobre los dineros públicos gastados para la vivienda de Zuma ha provocado abandonos del recinto y discursos de protesta de la oposición.