Tren descarrilado aún arde en Virginia Occidental

Vagones cisterna aún ardían más de un día después de que un tren que llevaba 11,3 millones de litros (3 millones de galones) de crudo de Dakota del Norte descarriló durante una tormenta de nieve en Virginia Occidental, lo que generó enormes bolas de fuego.

Cientos de familias fueron desalojadas luego de que se quedaron sin agua potable y electricidad cuando 19 vagones cisterna chocaron unos con otros y se incendiaron, lo que provocó un derrame de petróleo a un afluente del río Kanawha y que una casa se quemara hasta los cimientos.

"No hay nada allí", dijo el senador federal demócrata Joe Manchin, que recorrió el lugar. "Todo lo que se puede ver son un par de bloques que sobresalen del piso. Hay unas camionetas tipo pickup en el frente totalmente quemadas".

Una persona --el propietario de la vivienda-- recibió atención médica por inhalación de humo, pero no se reportaron más lesiones, de acuerdo con la compañía ferroviaria, CSX. Los dos tripulantes, un ingeniero y un maquinista, lograron desenganchar las máquinas de los escombros detrás de ellas y se alejaron caminando ilesos.

El tren descarriló cerca de Mount Carbon justo después de atravesar Montgomery, un poblado de 1.946 habitantes, en un tramo en el que las vías pasan junto a negocios y casas apiñadas entre el agua y las inclinadas colinas cubiertas de árboles.

Los bomberos tenían pocas opciones el martes salvo dejar que los vagones ardieran hasta apagarse solos. Cada uno transporta unos 113.560 litros (30.000 galones) de crudo.

Estos envíos por tren se incrementaron de 9.500 vagones en 2008 a más de 435.000 en 2013, impulsados por un auge en la franja petrolera Bakken de Dakota del Norte y Montana, donde las limitaciones en los oleoductos obligan a mover por vías el 70% del crudo, de acuerdo con la organización comercial American Fuel and Petrochemical Manufacturers (Fabricantes Estadounidenses de Combustibles y Petroquímicos).

La desventaja es que trenes que transportan petróleo de la región de Bakken han estado involucrados en accidentes graves en Virginia, Dakota del Norte, Oklahoma y Alabama, así como en Canadá, donde 47 personas murieron por un descarrilamiento explosivo en 2013 en Lac-Megantic, Quebec.

Nevaba fuertemente el lunes, pero se desconoce si el clima tuvo algo que ver. Todos salvo dos de los 109 vagones eran de tipo cisterna, y 26 de ellos descarrilaron.

No se ha determinado una causa, indicó Randy Cheetham, vicepresidente regional de CSX. Dijo que las vías habían sido inspeccionadas apenas tres días antes del choque.

____

Joan Lowy en Washington, D.C.; Matthew Brown en Billings, Montana; y Pam Ramsey en Charleston, Virginia Occidental, contribuyeron con este despacho. Mattise reportó desde Charleston.