Warriors y Hawks, punteros; LeBron busca mejorar con Cavs

LeBron James no está acostumbrado a ver que tantos equipos están arriba del suyo tras la pausa por el Juego de Estrellas.

Los Warriors de Golden State y los Hawks de Atlanta lideran sus respectivas divisiones, y tanto Stephen Curry como Paul Millsap harán lo que esté a su alcance para que sus respectivos equipos sigan ahí.

Como es habitual, la Conferencia del Oeste presenta una concurrida lucha por el primer puesto. En realidad, es tan apretada que Russell Westbrook, el Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas, no avanzaría siquiera a los playoffs si la campaña terminara hoy.

Hay tres equipos entre los Hawks y los Cavaliers de Cleveland, que son quintos en la Conferencia del Este. Y LeBron James está ansioso por remontar posiciones.

"Estoy emocionado. Me emociona lo que puede lograr nuestro equipo", indicó. "Entramos a la pausa jugando un basquetbol verdaderamente bueno. Ganamos 14 de nuestros últimos 16 partidos. Voy a tomar este próximo par de días de descanso y volveré un rato el miércoles al gimnasio. Iré con todo el jueves y estaré listo para jugar ante Washington el viernes".

La NBA tiene este año una pausa más larga de lo habitual. Los partidos no se reanudarán sino hasta el viernes. Ello da a Westbrook tiempo adicional para descansar después de contribuir el domingo con 41 puntos a la victoria del Oeste, por 163-158 en el Madison Square Garden.

Su equipo, el Thunder, ha ganado tres encuentros consecutivos, luego de sobrevivir a su lesión y la de Kevin Durant. Pero Oklahoma City está fuera de los ocho primeros lugares del Oeste, que reparten boletos para los playoffs.

Esas preocupaciones son ajenas a los Warriors, que llegaron al receso con una foja de 42-9 y con un desempeño fulgurante de Curry, candidato al Jugador Más Valioso de la campaña.

"Por ahora es divertido. Tenemos un gran equipo que tiene buenas aspiraciones este año. Pienso que buscaremos nuestra meta", comentó Curry. "Sólo queremos cumplir las altas expectativas que tenemos sobre nosotros mismos y que rodean a nuestro equipo. Hablamos de lo que trataremos de hacer este año. Queremos ratificar esto".

No será fácil, ante los desafíos que presenta una competitiva Conferencia del Oeste, donde los Spurs de San Antonio, campeones defensores, buscarán escalar desde el séptimo lugar.

Antes de la campaña, se vislumbraba que en el Este la lucha se limitaría a Chicago y Cleveland. Quizás así termine siendo.

Los Cavs cerraron bien, James luce saludable y Kevin Love parece más cómodo en el equipo. En tanto, los Bulls han ganado sus últimos cuatro compromisos para colocarse en el tercer puesto.

Pero por ahora, ambos parecen alejados de los Hawks, que no conocieron la derrota en enero y tienen un récord de 43-11. Su equilibrado equipo contó con cuatro representantes en el Juego de Estrellas, y en un par de meses buscará demostrar que su misma fórmula puede funcionar en la postemporada.

"No voy a mirar demasiado adelante", advirtió Millsap. "Trataremos de resolver primero la temporada regular, pero sentimos que todavía hay espacio para mejorar. Aún consideramos que no hemos jugado nuestro mejor basquetbol. Es sorpresivo que lo digamos, pero sentimos que todavía podemos mejorar y hay que trabajar en eso".