Reporte: Laboratorio Nuclear no protegió información secreta

La falta de supervisión administrativa en el Laboratorio Nacional de Los Álamos ocasionó la divulgación inadecuada de información delicada, según un reporte de la Oficina del Inspector General del Departamento de Energía de Estados Unidos emitido recientemente.

En un resumen del reporte publicado el miércoles, el inspector general dijo que el funcionario de clasificación del laboratorio en ocasiones no categorizó de manera correcta información de seguridad nacional. El resumen señala que hubo al menos seis incidentes en los que documentos del laboratorio fueron clasificados de manera errónea.

El reporte señaló que "a pesar de admitir que habían recibido quejas de empleados, encontramos que funcionarios de administración de LANS (Seguridad Nacional de Los Álamos) no actuaron para investigar o resolver presuntas violaciones por parte del Oficial de Clasificación del LANL".

En su reporte completo, el inspector general indicó que ha planteado recomendaciones para apuntalar el manejo de información. El reporte no ha sido compartido con el público.

La investigación se origina en parte del despido el año pasado de un trabajador del laboratorio por un artículo que escribió. El especialista en ciencia política de Santa Fe James Doyle había estado trabajando para el laboratorio durante 17 años y formaba parte del equipo de no proliferación cuando fue despedido.

De acuerdo con Doyle, el artículo fue aprobado para su publicación por parte de la oficina de clasificación del laboratorio. Sin embargo, funcionarios del laboratorio cambiaron radicalmente de postura después de que fue publicado y dijeron que parte del artículo era información clasificada, señaló Doyle.

Él y su abogado presentaron una apelación en agosto contra el despido ante la Oficina de Audiencias y Apelaciones del Departamento de Energía.