Video parece mostrar decapitación masiva de rehenes coptos

Un video dado a conocer el domingo por extremistas en Libia que alegan lealtad al grupo Estado Islámico parece mostrar una decapitación en masa de rehenes cristianos coptos.

El video, publicado el domingo por la noche, muestra a varios hombres vestidos en overol color anaranjado siendo llevados por una playa, cada uno acompañado por un extremista enmascarado. Los hombres son obligados a arrodillarse y un extremista, vestido de manera diferente a los demás, habla hacia la cámara en inglés con acento norteamericano.

"A todos los cruzados: La seguridad para ustedes será sólo deseos, especialmente si nos están combatiendo todos juntos. Por lo tanto les estaremos combatiendo todos juntos", dijo. "Juramos por Alá que el mar en el que ocultaron el cuerpo del jeque Osama Bin Laden se mezclará con la sangre de ustedes".

Los hombres son entonces acostados boca abajo y decapitados simultáneamente. Milicianos en Libia han estado reteniendo durante semanas a 21 rehenes egipcios cristianos coptos, amenazando con matarlos. Los productores del video se identifican como la Provincia Trípoli del Estado Islámico.

En el video no queda claro si los 21 rehenes fueron ejecutados. Se trata de uno de los primeros videos de decapitación de una filial del Estado Islámico en ser grabados fuera del territorio central del grupo en Siria e Irak.

El vocero de los extremistas señaló entonces hacia el norte y dijo, "Conquistaremos Roma, por la venia de Alá".

Las ejecuciones aumentaron la posibilidad de que el grupo Estado Islámico, que controla aproximadamente una tercera parte de Siria e Irak en un autoproclamado califato, cuenta con un afiliado directo a menos de 800 kilómetros (500 millas) del extremo sur de Italia.

Una imagen fija, aparentemente tomada del video, fue publicada la semana pasada en la revista electrónica del grupo Estado Islámico --lo que indica una conexión directa entre los combatientes libios y la organización.

The Associated Press no pudo confirmar de inmediato la autenticidad del video. Pero el gobierno egipcio y la Iglesia Católica Copta, que se concentra principalmente en Egipto, lo declararon auténtico.

En un comunicado, la Iglesia Copta pidió a sus fieles tener "confianza en que su grandiosa nación no descansará hasta castigar a los malvados criminales".

El gobierno egipcio declaró un período de duelo de siete días y el presidente Abdul Fatá El Sisi ofreció un mensaje al país el domingo por la noche en que se comprometió a combatir el terrorismo.

"Estas acciones cobardes no minarán nuestra determinación", declaró El Sissi, que también prohibió que ciudadanos egipcios viajen a Libia. El presidente añadió que su gobierno se reserva el derecho de tomar represalia.

"Egipto y el mundo entero se encuentra en una feroz batalla contra grupos extremistas que traen consigo una ideología extremista y comparten los mismos objetivos".

En el-Aour, una aldea empobrecida 200 kilómetros (125 millas) al sur de El Cairo y hogar de 13 de los rehenes, amigos y familiares asumieron lo peor en cuanto la fotografía fue publicada el jueves.

El sábado, dos días después de la aparición de la fotografía, la comunidad estaba envuelta en pena. Los hombres cubrían sus cabezas con polvo y barro en señal de dolor y desgracia.

Qalini Sanyout, cuyos dos sobrinos estaban entre los rehenes, respondió la noche del domingo una llamada telefónica de The Associated Press entre el sonido de lamentos en el fondo.

"¿Qué podemos decir? ¿Alguien nos puede decir si esto es verdad?", dijo repetidamente. "Toda la aldea está en duelo. Los hombres se están cubriendo su cabeza con polvo y barro".