Explosión daña Ministerio del Exterior de Libia

Una poderosa explosión ocasionó graves daños al edificio del Ministerio del Exterior de Libia, ubicado en el corazón de la ciudad costera de Bengasi, informaron funcionarios de seguridad.

La detonación ocurrida el miércoles por la mañana también afectó un edificio contiguo donde está la sucursal local del Banco Central libio.

La explosión ocurrida en la madrugada fue perpetrada contra un edificio ocupado otrora por el consulado estadounidense durante el rey Idris, a quien el fallecido dictador libio Moamar Gadafi derrocó en un golpe de Estado en 1969.

Gadafi fue muerto tras un levantamiento de ocho meses que en el 2011 degeneró en una guerra civil. Desde entonces, sucesivos gobiernos interinos libios no han logrado imponer la ley y el orden. El país sigue rehén de las milicias armadas formadas en un principio para combatir contra Gadafi, Las milicias, que tienen enormes arsenales de armas de alta tecnología, amenazan ahora la naciente democracia libia.

Vehículos cargados de explosivos y atentados desde coches en marcha desde finales de la guerra civil matan con frecuencia a funcionarios de seguridad en Bengasi, la cuna del levantamiento contra Gadafi.

El legislador Tawfiq Breik, de la Alianza de Fuerzas Nacionales, dijo que los ataques continuarán mientras Libia no cuente con un poderoso ejército nacional y una policía.

"Incluso con tantos funcionarios asesinados, nadie ha sido responsabilizado", indicó Breik. "Nadie ha sido detenido. El estado está desarticulado".

El atentado vehicular ocurrió un año después de que los islamistas ligados a al-Qaida asaltaran el consulado estadounidense en Bengasi y un edificio cercano, matando al embajador Chris Stevens y otros tres estadounidenses.

La explosión no causó víctimas graves, aunque varios transeúntes resultaron levemente heridos, dijeron las autoridades.

La carga explosiva destrozó una pared lateral del edificio, dejando escritorios, archiveros y computadores esparcidos entre los escombros. Dañó además la sucursal en Bengasi del Banco Central libio junto a una de las principales avenidas de la ciudad.

Ningún grupo se atribuyó la responsabilidad del atentado, ocurrido en el 12mo aniversario de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos. El funcionario de seguridad habló a condición de guardar el anonimato por no estar autorizado a dialogar con los periodistas.

Los funcionarios dijeron que varios transeúntes resultaron levemente heridos por la explosión, la cual destruyó ventanas en edificios cercanos.

La explosión ocurrió exactamente un año después de que extremistas vinculados con al-Qaida irrumpieron en el consulado de Estados Unidos en Bengasi y mataran al embajador y otros tres estadounidenses.

Tanto las explosiones del miércoles como el ataque del año pasado a la oficina consular ocurrieron en el aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.