ONU retira apoyo a ofensiva militar de Congo contra rebeldes

Naciones Unidas está retirando de forma oficial su apoyo a la ofensiva militar de Congo contra un grupo rebelde después de que el país eligió a dos generales vinculados a violaciones de los derechos humanos para liderar la operación.

La ONU esperaba una operación contra el grupo insurgente FDLR, creado por extremistas hutus ruandeses que huyeron al este de Congo tras participar en el genocidio de Ruanda en 1994. El máximo enviado del ente a Congo, Martin Kobler, había dicho que el final del FDLR sería "un punto de inflexión que alterará fundamentalmente la situación de seguridad" en la región, donde varios grupos armados compiten por el control de los vastos recursos minerales.

Un funcionarios de Naciones Unidas dijo el viernes que este fin de semana se están enviando cartas a las autoridades congoleñas informando sobre el cese de la ayuda. El funcionario habló bajo condición de anonimato por lo sensible del tema.

Naciones Unidas advirtió repetidamente al Congo en los últimos días sobre los generales Bruno Mundevu y Fall Sikabwe, diciendo que eran conocidos por su profunda implicación en "violaciones de derechos humanos masivas" y que debían ser sustituidos para que la ONU respaldase la ofensiva.

Un portavoz del organismo internacional, Farhan Haq, dijo la semana pasada que había conversaciones en marcha "al más alto nivel" con el gobierno del Congo sobre el asunto.

La falta de respuesta del gobierno africano ante el requerimiento de la ONU sigue a otro movimiento del presidente, Joseph Kabila, para tomar un camino independiente en la ofensiva.

Tras el final de un ultimátum a principios de enero para que se entregasen los 2.000 rebeldes que se estima hay en el FDLR, Naciones Unidas presionó públicamente para una acción militar conjunta. Pero Kabila declaró entonces que sus fuerzas liderarían la operación, apoyada por la misión de paz del ente en el país.

Un correo electrónico enviado el viernes a la misión de la ONU en el Congo pidiendo comentarios no obtuvo respuesta. Sigue sin estar claro si la ofensiva militar congoleña ha comenzado.