Pennsylvania: Gobernador impone moratoria de ejecuciones

El flamante gobernador de Pennsylvania, el demócrata Tom Wolf, impuso una moratoria de las ejecuciones en el estado el viernes, diciendo que el actual sistema de pena capital está "plagado de errores, es costoso y todo menos infalible".

Wolf dijo que la moratoria estará en vigor hasta que reciba un informe de una comisión legislativa que ha estado estudiando el asunto durante cuatro años.

"Si vamos a continuar aplicando la pena capital tenemos que dar más pasos para asegurarnos de que los acusados tienen defensa adecuada durante todas las etapas del proceso, que la sentencia es aplicada justa y proporcionalmente y que eliminamos el riesgo de ejecutar a una persona inocente", dijo Wolf en un memorándum que anunció la medida, poco menos de un mes de su asunción del puesto.

La Asociación de Fiscales de Pennsylvania dijo que Wolf no tenía autoridad para imponer la moratoria y afirmó que la misma era un mal uso del concepto de indulto.

"Ha rechazado las decisiones de jurados que ponderaron los hechos y la ley antes de imponer unánimemente la pena de muerte, desestimado una larga serie de decisiones tomadas por jueces de Pennsylvania y federales, ignorado la voluntad de la legislatura, y dio la espalda a las víctimas de asesinos a sangre fría", dijo la asociación en una declaración escrita.

Una portavoz de la asociación dijo que es probable una acción legal en respuesta, y que las opciones posibles eran discutidas ya en una reunión el viernes del comité ejecutivo del grupo en Pittsburgh.

El jefe de la Asociación de Policías Estatales de Pennsylvania dijo que la decisión es un día triste para el estado e hizo notar que Eric Frein, acusado de matar al policía estatal Byron Dickson el año pasado, enfrentaría la posibilidad de la pena de muerte si es encontrado culpable.

"La decisión del gobernador es una farsa porque impide que se haga justicia a la comunidad y la familia del cabo Dickson en caso de que la pena de muerte sea merecida. Esta decisión afectará a las familias de víctimas en todo el estado que han perdido a seres queridos en actos de violencia sin sentido por criminales peligrosos", dijo el presidente del grupo, Joseph Kovel.

Wolf dijo que los datos indican que los acusados tienen más probabilidades de ser condenados a muerte si son pobres o de una minoría racial y la víctima es blanca.

"Si la mancomunidad de Pennsylvania va a tomar el paso irrevocable de ejecutar a un ser humano, el sistema de sentencia a la pena capital tiene que ser infalible", escribió Wolf.