Forense examinará muerte de columnista de The New York Times

La oficina del forense de la ciudad anunció el viernes que examinará la muerte del columnista de The New York Times, David Carr, quien se desmayó horas después de que había moderado un diálogo con Edward Snowden, la directora Laura Poitras y el periodista Glenn Greenwald en el programa "Times Talks" que el periódico difunde por internet.

Se desconoce el tiempo que tardará el médico legista en emitir sus conclusiones.

Carr, que escribía la columna Media Equation para The New York Times, sufrió un desmayo en su oficina después de que encabezara un diálogo sobre el documental "Citizenfour", una crónica sobre las filtraciones que hizo Snowden de documentos secretos de la Agencia de Seguridad Nacional.

El director de The Times, Arthur Ochs Sulzberger Jr., dijo que Carr tenía un "talento formidable" y era "uno de los periodistas más inteligentes con quienes haya trabajado en The New York Times". Ochs describió a Carr como "un guía indispensable para la prensa moderna".

El editor ejecutivo del New York Times, Dean Baquet, se sumó a los elogios a Carr y dijo que era especial.

"Era uno de los mejores reporteros de medios de su generación, un hombre extraordinario y divertido que era uno de los líderes de nuestra redacción", escribió Baquet en un correo electrónico a los colegas del columnista. "Era nuestro mayor campeón, y su pasión inacabable por el periodismo y la verdad la extrañarán su familia en el Times, sus lectores en todo el mundo y la gente que ama el periodismo".

Carr, que creció en Minnesota, llegó al Times en 2002 como reportero de negocios, cubriendo la edición de revistas. Su columna Media Equation aparecía en la sección de negocios los lunes. Se centraba en asuntos sobre los medios en relación a los negocios, la cultura y el gobierno.

El periodista, que vivía en Montclair, Nueva Jersey, con su esposa y su hija y tenía otras dos hijas, también escribió "The Night of the Gun", unas memorias publicadas en 2008 sobre la adicción y la recuperación.

El libro, publicado por Simon & Schuster, delinea el ascenso de Carr de adicto a la cocaína a padre soltero que cría a dos niñas gemelas hasta convertirse en un columnista de medios para el Times que había recuperado la sobriedad.