Snowden se reúne con Poitras antes de los Oscar

Edward Snowden, el periodista Glenn Greenwald y Laura Poitras, directora del documental "Citizenfour", se reunieron el jueves vía electrónica, la primera vez que están juntos públicamente desde que se entrevistaron furtivamente en un hotel de Hong Kong en 2013.

Snowden apareció en video desde Rusia y los tres participaron en una conversación conducida por el columnista de medios de The New York Times David Carr. La conversación se organizó en la sede del diario neoyorquino poco antes de que Carr se desmayara en la oficina y muriera el jueves. Hablaron sobre el documental nominado al Oscar, que narra la filtración a la prensa efectuada por Snowden de documentos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), en la que se desempeñaba como analista.

Aunque en un principio rechazó el deseo de Pitras de filmar su encuentro, a la larga ella lo convenció, señaló él, y considera que la película está "increíble", aunque lamentó su presencia en la cinta, comparando su analítica intervención con el papel de Dustin Hoffman en "Rain Man".

Snowden cree que su ausencia se hará sentir en la entrega de los premios de la Academia, en los que "Citizenfour" es la favorita para ganar el Oscar al mejor documental.

Dice que ahora que vive en Moscú está mucho más ocupado de lo que jamás estuvo como empleado de la NSA, pero la vida ofrece más recompensas ya que prosigue hablando en público sobre la vigilancia gubernamental.

Snowden dijo seguir desconcertado con los motivos por los que Estados Unidos revocó su pasaporte a mitad de camino de su primer vuelo desde Hong Kong. Su destino, señaló, era Latinoamérica, y a Estados Unidos le habría resultado más fácil extraditarle desde allí que desde Rusia, que le ha concedido asilo.

El analista dijo no arrepentirse, aunque algunos le consideren un traidor.

"Si no estás dispuesto a que te insulten para servir a tu país, en realidad no te importa mucho tu país", afirmó. "Así que adelante con los insultos".