Veintidós marines lesionados en entrenamiento en California

Veintidós infantes de Marina recibieron tratamiento por exposición a gas retardante de fuego en una base del sur de California luego que un sistema extintor se activó accidentalmente en un vehículo de asalto mientras entrenaban, dijeron autoridades militares.

Una falla en el equipo provocó la liberación de gas halón el jueves por la tarde en el Centro de Combate Aéreo-Terrestre del Cuerpo de la Infantería de Marina en Twentynine Palms. No hubo fuego ni explosión, dijo Dave Marks, portavoz de la base ubicada en el desierto.

Los soldados recibieron tratamiento en el hospital de las mismas instalaciones. Tres estarán bajo observación durante la noche y el resto regresaron al entrenamiento, agregó Marks.

Los infantes de Marina pertenecen a una base de Hawái y estaban dentro de un vehículo anfibio de asalto que lleva a tropas desde los barcos hasta la playa.

Twentynine Palms, a 210 kilómetros (130 millas) al este de Los Ángeles, es la base de entrenamiento de marines más grande del mundo.