Curry y Thompson, la dupla ganadora de los Warriors

Antes que Stephen Curry y Klay Thompson se convirtieran en dos de los mejores jugadores de la NBA, sólo eran los hijos de padres famosos tratando de escribir su propia historia.

Dell Curry recuerda que su hijo lo acompañaba antes y después de los partidos con los Hornets de Charlotte. El pequeño Steph aprendía de Muggsy Bogues cómo un jugador de baja estatura es capaz de brillar.

"Steph sabía que no iba a ser demasiado alto. Estaba consciente de que sería un base", comentó Dell.

Mychal Thompson, por su parte, se retiró después de 12 años en la NBA, en los que ganó dos títulos con los Lakers de Los Angeles, antes que su hijo pudiera verlo jugar. Pero se mantuvo cerca de la franquicia y de sus compañeros, lo que permitió a Klay codearse con algunos de los mejores jugadores que haya visto la liga.

"Podía ingresar al gimnasio y conversar con Kobe Bryant. Magic Johnson le daba consejos, lo mismo que James Worthy y jugadores como esos", recuerda Mychal.

Después de haber sido criados en la liga y de soñar con jugar en ella, Curry y Thompson se encuentran ahora entre las máximas atracciones de la temporada.

La certera dupla de los Warriors de Golden State estará bajo los reflectores de las actividades en torno al Juego de Estrellas en Nueva York este fin de semana. Los dos participarán en la competencia de triples el sábado por la noche en Brooklyn para luego ser titulares en el equipo de la Conferencia del Oeste en el Juego de Estrellas del domingo en el Madison Square Garden.

Desde que tiene memoria, Curry creyó que llegaría a este nivel. Acudía a los entrenamientos de su padre con un balón en la mano y nunca lo soltaba. Y cuando hablaba, por lo general era para hacer preguntas.

"Siempre fue un chico que prestaba atención", según Dell.

Fue en la universidad, con Washington State, cuando Thompson supo que tenía una oportunidad de jugar a nivel profesional. Le da el crédito a su padre por mantenerlo encaminado cuando era adolescente y en ocasiones se preguntaba si debería dedicarse a otra cosa.

"Mi padre vio mi don cuando yo era muy chico. Me dijo, 'Klay, un buen tiro podría llevarte muy lejos algún día''', relató Thompson.

Thompson y Curry consideran su legado de NBA una enorme ventaja. Pero para muchos, el seguir los pasos de un pariente famoso puede resultar extremadamente difícil.

Curry y Thompson también están familiarizados con esa lucha.

El hermano menor de Stephen, Seth, ex estrella universitaria con Duke, ha pasado la mayor parte de sus últimas dos temporadas en la Liga de Desarrollo de la NBA. El hermano mayor de Klay, Mychel, que jugó parea la universidad privada Pepperdine, participó en cinco partidos con los Cavaliers de Cleveland en 2012 y desde entonces ha estado tratando de tener otra oportunidad.

Stephen y Klay son los inusuales ejemplos de un legado que eclipsa la sombra de sus padres. Aún más extraño resulta que lo han hecho de manera muy distinta a la de sus progenitores.

Dell Curry era un gran encestador cuando lograba plantarse y un jugador orientado en el perímetro. Stephen es un mago con el balón, que exhibe una sorprendente habilidad driblando la pelota que va a la par con su increíble puntería a larga distancia.

Mychal Thompson, que fue seleccionado con el primer turno del draft de 1978 por los Trail Blazers de Portland, era un poste que sólo conectó un triple en su carrera. Klay era capaz de acertar triples de manera consistente para cuando tenía 10 años, e incluso entonces, su rapidez para soltar el tiro parecía prácticamente perfecta.

"Salió del vientre sabiendo cómo tirar", bromeó Mychal.

Los caminos de Stephen y Klay se unieron cuando los Warriors eligieron a Thompson con el 11er turno del draft en 2011. El escolta representó el compañero perfecto para Curry, que había sido seleccionado en la séptima posición en 2009 proveniente de Davidson College, donde había destacado en la NCAA.

Juntos llevaron a Golden State a la segunda ronda de los playoffs de 2013, lo que hizo que su entonces entrenador Mark Jackson llamara a Curry y Thompson "la mejor dupla de encestadores perimetrales en la historia de la NBA".

Actualmente, pocos ponen en duda tal aseveración.

Thompson y Curry se combinaron para encestar 484 triples la temporada pasada y 483 en la campaña 2012-13, por mucho la mayor cantidad de un dúo en la historia de la NBA. La marca previa de 435, impuesta por Nick Anderson y Dennis Scott con el Magic de Orlando durante la temporada 1995-96, fue implantada cuando la NBA redujo brevemente la distancia del arco de triples a 6,70 metros (22 pies).

Los dinámicos perimetrales de Golden State últimamente hacen más que disparar desde larga distancia.

Después de ayudar a la selección de Estados Unidos a ganar el oro en la Copa del Mundo de básquetbol en España en verano del año pasado, han sido el detonador de una ofensiva del entrenador novato Steve Kerr basada en el movimiento del balón y son también la razón principal por la que los Warriors (42-9) mantienen la mejor foja de la NBA.

En el último mes, también se convirtieron en la primera dupla de compañeros con actuaciones de 50 puntos en una misma temporada desde que Jamal Mashburn y Jim Jackson lo lograran en la campaña de 1994-95 con Dallas, desplegando una destreza que ha dejado a sus padres --ahora locutores para los Lakers y Hornets-- tan sorprendidos como todo mundo.

A estas alturas, la mejor competencia podría ser entre ellos.