Acusan a un hombre de estrangular a farmacéutico y su novia

Un jurado encontró culpable el miércoles a un sujeto acusado de estrangular a un farmacéutico y a su novia, cuyos cuerpos fueron hallados en su patio, como parte de un plan para robar al boticario las ganancias de una operación con drogas ilegales.

El veredicto fue un triunfo para la fiscalía que no había podido encarcelar a Hugo Selenski por otros dos cargos de homicidio.

Selenski, que no mostró emociones mientras se leía el veredicto, enfrenta una potencial condena a muerte luego de que el jurado concluyó que mató a Michael Kerkowski y Tammy Fassett en 2002 y enterró los cuerpos detrás de su casa. No tuvo mucho que decir antes de salir del tribunal.

"Sin preguntas por ahora", dijo a la prensa. "Hablaré con ustedes cuando esto termine".

La fiscalía dijo que Selenski, de 41 años, y un cómplice, golpearon brutalmente a Kerkowski para obligarlo a revelar la ubicación de decenas de miles de dólares que tenía en su casa y luego utilizaron unas cuerdas para estrangularlos a él y Fassett.

Las autoridades encontraron sus cadáveres en descomposición cerca de un año después, junto con al menos otras tres osamentas humanas en la propiedad de Selenski.

Selenski, que ya cumplía una sentencia de varias décadas en prisión por un robo no relacionado, escapó de la cárcel tras su arresto en 2003 utilizando una cuerda hecha con sábanas y pasó tres días prófugo antes de entregarse.

El jurado alcanzó el veredicto tras deliberar durante más de 11 horas dos días. Encontraron culpable a Selenski en ocho de 10 cargos, incluyendo asesinato en primer grado y robo, y ahora deben decidir si condenarlo a pena de muerte o encerrarlo de por vida sin libertad condicional. La fase de sentencia comenzará el 17 de febrero.

Fiscales y abogados defensores, sujetos al secreto de sumario, no pudieron comentar el veredicto.

Una de las hermanas de Selenski lloró en silencio y dejó el tribunal tras escuchar el veredicto.

Familiares de las víctimas permanecieron inmutables, abrazando a los fiscales mientras el jurado salía de la sala.

"Trece años", murmuró la madre de Kerkowski, Geraldine.

Después, el hermano de Selenski, Ronald Selenski Jr, se enfiló hacia un elevador en el que estaban los familiares de las víctimas y los fiscales, y los señaló con el dedo. Agentes del sheriff se acercaron y lo alejaron del ascensor antes de esposarlo. No quedó claro de inmediato si enfrentará cargos.