Nueva Zelanda celebra su 175 aniversario con danzas y canoas

Miles de neozelandeses contemplaron a las bailarinas indígenas maoríes haciendo girar las esferas blancas "poi" y viajar en canoas tradicionales, o waka, en la pintoresca Bahía de Islas, mientras el país celebraba su 175 aniversario durante un fin de semana de tres días.

El día de Waitangi, como se llama la fiesta nacional, está lleno de protestas, música, celebraciones y reflexión.

El feriado conmemora la firma del documento fundacional del país, el tratado de Waitangi. El acuerdo entre la corona británica y los jefes maoríes otorgaba a Gran Bretaña soberanía sobre la incipiente nación. También garantizaba ciertos derechos a los maoríes sobre sus tierras y zonas de pesca tradicionales.

El contenido y el significado del texto han sido muy debatidos desde su firma el 6 de febrero de 1840, incluyendo si los maoríes llegaron a ceder la soberanía. Las diferentes versiones en inglés y maorí tienen significados distintos. En los últimos 25 años, el gobierno de Wellington, ha compensado a las tribus maoríes por reclamaciones sujetas a provisiones del tratado.

"Creo que es un día para reflexionar", señaló Te Ururoa Flavell, ministro de Desarrollo Maorí. "Reflexionar en dónde estamos como país en 2015. Reflexionar en los sueños y aspiraciones de nuestro pueblo hace 175 años".

El acuerdo no es sólo una cuestión maorí, sino sobre la relación entre todos los neozelandeses, señaló.

Cada año, la diminuta ciudad de Waitangi, en el extremo norte del país, celebra un popular festival sobre el terreno donde se firmó el acuerdo. Algunos grupos ofrecen la danza tradicional maorí, o kapa haka, mientras que otros reman en canoas. Los asistentes se ven recibidos con el olor del pan frito y manjares de marisco a la brasa.

Las protestas también son una parte integral del día de Waitangi. Sin embargo, las manifestaciones de este año no causaron interrupciones. En el pasado se han dirigido contra los políticos del país, pero el primer ministro, John Key, pudo caminar hasta la Te Tii Marae, un reverenciado punto de reunión maorí, y hablar en una casa comunitaria.

Key señaló que las estadísticas señalan que muchos aspectos de la vida están mejorando para los maoríes, desde la longevidad de sus miembros a la escolarización. Los acuerdos financieros con tribus fueron señalados por otros países que votaron el año pasado para que Nueva Zelanda asumiera un puesto temporal en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, añadió.

"Bastantes países que han estudiado Nueva Zelanda nos felicitaron por nuestros derechos indígenas, y dentro de eso, lo que estamos haciendo en acuerdos de tratado", dijo Key. "Creo que para algunos países fue una de las razones por la que nos votaron".