Sentencian a narcotraficante venezolano Makled

El narco Walid Makled fue sentenciado a 14 años de prisión por los delitos de tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas y legitimación de capitales.

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, dijo que la sentencia será apelada, sin mencionar las razones para el recurso.

"Nosotros vamos a apelar esa decisión, toda la decisión", dijo Ortega, citada en un comunicado del Ministerio Público.

En el escrito Ortega destacó que instruyó a la directora general Contra la Delincuencia Organizada, Yurima Gil, para que ejerza todas las acciones correspondientes, "a fin de evitar que se materialicen los alcances de la sentencia".

La Fiscalía indicó que el tribunal absolvió a Makled de los delitos de ocultamiento de arma de fuego, asociación para delinquir y sicariato, sin dar otros detalles.

Makled fue detenido en agosto del 2010 en la ciudad colombiana de Cúcuta y extraditado nueve meses después a Venezuela. El juicio comenzó en abril de 2012.

El sentenciado ha sido señalado de haber participado en el homicidio del periodista venezolano Orel Sambrano y del veterinario Francisco Larrazábal, que fue testigo en el allanamiento de la hacienda, pero el acusado negó tener relación con esos asesinatos, incluido el del importante narco colombiano Wilber Varela, alias "Jabón".

También fueron sentenciados tres de los hermanos de Walid: Basel y Alex fueron condenados a 8 años de prisión por el delito de legitimación de capitales, en tanto Abdalá fue sentenciado a 6 años y 6 meses de prisión por el delito de ocultamiento de arma de fuego.

Abdalá, Alex y Basel fueron detenidos en noviembre de 2008 durante un allanamiento a la finca El Rosario de la familia Makled en el estado centro costero de Carabobo, a unos 170 kilómetros al oeste de Caracas, bajo los cargos de tráfico de drogas, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

Durante los allanamientos las autoridades incautaron activos de la familia entre las que se incluyeron unas almacenadoras ubicadas en el terminal portuario de la ciudad occidental de Puerto Cabello, el mayor puerto comercial del país, y la línea aérea Aeropostal que pasó a control del gobierno.

Mientras permaneció detenido en Colombia, Walid declaró a una televisora estadounidense que pagó 5,5 millones de dólares a un ex comandante general de la Armada venezolana por la concesión en el importante puerto y que mantenía pagos mensuales de un millón de dólares a un grupo de 40 generales, así como coroneles y mayores.

El presunto narcotraficante denunció entonces que Venezuela se había convertido en paso clave de aeronaves con cargamentos de droga.

Walid además declaró que pagaba mensualmente unos 69.767 dólares al ex magistrado venezolano Eladio Aponte, que se encuentra desde abril de 2012 en Estados Unidos bajo resguardo de la DEA.