Ortega aceptaría tratado con Colombia

El presidente nicaragüense Daniel Ortega dijo el martes estar dispuesto a buscar un tratado con Colombia para lograr la aplicación del fallo de la Corte Internacional de Justicia en las delimitaciones establecidas por ese tribunal, que a su criterio no pueden ser cambiadas porque son "sentencias de ineludible cumplimiento".

"Le tomamos la palabra al presidente (colombiano Juan Manuel) Santos y la canciller (María Ángela) Holguin y estamos dispuestos a trabajar para que, a partir del fallo de la Corte, lleguemos a un tratado, a un acuerdo", dijo Ortega en un mensaje a la nación.

Santos afirmó el lunes que el fallo de la Corte de La Haya "no es aplicable, no es y no será aplicable" mientras no se firme un tratado que proteja los derechos de los colombianos y que se apruebe de conformidad con la Constitución de su país.

Holguín precisó el martes en una entrevista en la radio que Colombia no ha desconocido la jurisdicción ni el fallo de la Corte, sino simplemente considera que ante las normas colombianas es inaplicable mientras no exista un tratado, que es la única forma de modificar los límites y fronteras del país, aclaró.

"Nosotros estamos de acuerdo en que se pueda abrir un diálogo entre ambos gobiernos", dijo Ortega, "por medio del cual se puedan formar las comisiones correspondientes para trabajar y que de ello resulte el tratado que incluya convenios para el manejo de la pesca, la protección del medio ambiente y la lucha contra el narcotráfico".

"Lo que se debe hacer es buscar una conversación por medio de la cual se pueda aplicar el fallo de La Haya, porque son sentencias de ineludible cumplimiento", indicó.

Ortega negó que su país tenga pretensiones expansionistas como acusó Santos, porque al igual que otras 67 naciones, se ha acogido a la Convención de Derechos del Mar de las Naciones Unidas en busca de ampliar sus plataformas continentales.

Añadió que en Colombia la sentencia no ha sido asimilada debido a la "manipulación política, electoral" de diversas fuerzas de ese país.

El ministro de Energía y Minas nicaragüense, Emilio Rappaccioli, dijo que las concesiones que han otorgado en el Mar Caribe para la búsqueda de petróleo o gas se mantendrán en los mismos sitios, porque se encuentran en territorio que, a su criterio, pertenece a su país.

"Esos pozos (de perforación petrolera) se están haciendo en aguas nicaragüenses. Puede protestar (alguien) en la Antártida, en Asia, en África, Colombia o cualquier otro país, pero esos pozos se están haciendo en nuestra plataforma continental", dijo.

Horas antes, el jefe del ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, dijo que los nicaragüenses no negociarán ni una gota de agua del mar territorial que la Corte de La Haya les reconoció como propio.

"Ese fallo es invariable. Tanto Nicaragua como Colombia fuimos a la Corte Internacional, asumimos su jurisdicción y si lo hicimos, ese fallo tiene validez y no hay forma de que se haga algo diferente a (lo que ordenó) la Corte", dijo Avilés a los periodistas en una actividad pública en Managua.

El militar nicaragüense manifestó "que habría que ver" la propuesta de Santos en torno a buscar un tratado que ayude a superar la diferencia entre ambas naciones, pero afirmó que lo que no puede hacer su gobierno es negociar lo dispuesto por los jueces del alto tribunal.

"Ni una sola gota de agua tenemos que negociar de lo que nos ha correspondido y de lo que nos fue restituido por la Corte Internacional", dijo Avilés, y añadió que los nicaragüenses mantendrán presencia en el espacio marítimo que La Haya le dio a Nicaragua.