Protestas ante el juicio de Strauss-Kahn

El ex jefe del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Khan dijo el martes ante un tribunal francés que no sabía que las mujeres con las que participó en orgías en hoteles de lujo de París y Washington D.C. eran prostitutas.

El economista francés caído en desgracia, de 65 años, es uno de los 14 acusados en un juicio instruido en Lille, en el norte de Francia, por cargos de proxenetismo agravado en relación a una trama sexual centrada en el Hotel Carlton de la ciudad.

En su primer testimonio desde el comienzo del juicio el 2 de febrero, Strauss-Khan se reafirmó en su defensa de que desconocía el "aspecto de prostitución" de las mujeres que participaron en sus orgías.

La llegada del economista al tribunal se vio interrumpida por tres mujeres que protestaban con el torso desnudo, pertenecientes al provocativo grupo Femen y que fueron detenidas por la policía.

Las aspiraciones presidenciales del ex directivo en Francia se desmoronaron debido a un escándalo sexual no relacionado en Nueva York.

El economista, conocido como DSK por las siglas de su nombre, se enfrenta a una pena máxima de 10 años de prisión y una multa de hasta 1,5 millones de euros (1,7 millones de dólares) si es condenado.

Strauss-Khan y otras 13 personas están acusados de gestionar una trama de prostitución en lujosos hoteles en París, Washington D.C., Lille y Bruselas.

El juicio comenzó el 2 de febrero. Por ahora, ante el tribunal han declarado otros acusados, incluyendo al propietario de un burdel belga, un empresario local, un agende policía y personal de hoteles acusado de organizar fiestas sexuales para beneficio de Strauss-Khan.

Los investigadores han reunido cientos de páginas de testimonios de prostitutas describiendo las orgías, centradas en el Hotel Carlton de Lille, cerca de la frontera con Bélgica. Strauss-Khan admitió haber participado en actividades "libertinas", pero insiste en que nunca supo que las mujeres implicadas eran prostitutas.

No es ilegal pagar por sexo en Francia, pero sí va contra la ley solicitar un servicio o gestionar un negocio de prostitución.

Las prostitutas interrogadas en el caso dijeron que entre 2009 y 2011, cuando el jefe del FMI lidiaba con la crisis financiera global, Strauss-Khan organizaba orgías en lujosos hoteles de París, en un restaurante de la capital francesa y también en Washington.

Cientos de periodistas cubren el juicio, uno de los más publicitados en Francia en varios años.