Inicia proceso en contra de caricaturista político

El caricaturista Javier Bonilla acudió el lunes a una audiencia por una acusación de grupos de afro ecuatorianos a raíz de un dibujo que consideraron discriminatorio y racista sobre el ex jugador de fútbol Agustín Delgado, quien es ahora un asambleísta oficialista.

Al término de la diligencia se fijó para el 16 de febrero una nueva audiencia para la presentación de pruebas de cargo y descargo.

"Pretenden que callemos, que no nos publiquen, que no nos den espacios ...Respaldo la lucha de los pueblos afro o negros ... He venido a hablar del derecho a cuestionar a un funcionario público que tenemos todos los ciudadanos, no solo los periodistas", declaró el dibujante.

El dibujante, que firma "Bonil", publicó el 5 de agosto de 2014 en el diario El Universo, una caricatura que representa a Delgado con serios problemas para leer un texto en el seno de la Asamblea, y se resalta el sueldo que gana como legislador. Cuando se produjeron las acusaciones de discriminación social y racismo por el dibujo, su autor dijo que lamentaba si hubo quienes se sintieron ofendidos "pero mantengo mi cuestionamiento al asambleísta", enfatizó entonces.

Bonil se presentó a la audiencia en la Superintendencia de la Información y la Comunicación, organismo creado por el gobierno para juzgar y sancionar administrativa y económica faltas de periodistas y medios de comunicación de este país.

La demanda en contra de Bonil, fue presentada por la abogada Alodia Borja, en representación de 14 grupos de afro ecuatorianos. En el libelo no tomó parte el asambleísta Delgado, que es el goleador histórico de la selección ecuatoriana de fútbol. Dejó de jugar hace cinco años y desde el 2013 es asambleísta del partido del gobierno Alianza País.

Borja argumentó que el diario El Universo "es responsable tanto como el señor comunicador social".

"Comunicadores, corrijan su forma de hacer comunicación, cambien el léxico social, cambien la forma de degradar y destruir a la población afro ecuatoriana ... les pedimos eso, apliquen la constitución, la equidad", exigió la abogada.

El abogado del dibujante, Ramiro García, señaló: "pedimos que se someta a un escrutinio procesal necesario a efecto de garantizar el ejercicio del derecho a la defensa, que se consulte a la academia ecuatoriana de la lengua, si las expresiones utilizadas en el contexto de la caricatura contienen criterios discriminatorios".

Pedro Valverde, abogado de El Universo, aseveró que los demandantes "no han probado de ninguna forma que es discriminatorio (el texto de Bonil) ni cuál ha sido el nivel de participación el diario El Universo en la concepción del supuesto texto discriminatorio".

Esta es la segunda ocasión en que Bonil es sometido a los organismos que juzgan a medios de comunicación en Ecuador, el año pasado el caricaturista y el diario fueron multados con 90.000 dólares, pero además fue obligado a rectificar la viñeta que satirizó el allanamiento policial a la casa de un opositor político del gobierno.