Ex jefe de espías declarará esta semana sobre caso Nisman

Un ex jefe de espías a quien la presidenta Cristina Fernández puso bajo sospecha en relación con la muerte del fiscal Alberto Nisman declarará esta semana como testigo para explicar cómo era su relación con el investigador.

La fiscal Viviana Fein dijo el lunes a la radio La Red que Antonio "Jaime" Stiuso, ex responsable de contrainteligencia en los servicios secretos, será interrogado sobre "la relación que tuvo en vida" con Nisman y "las comunicaciones" que ambos mantuvieron antes de la muerte del fiscal el 18 de enero.

Fein, quien investiga la muerte de Nisman, dijo que no tiene ninguna hipótesis definida sobre el fallecimiento de su colega. Las posibilidades que se manejan son el asesinato, el suicidio voluntario y el suicidio inducido.

El investigador fue hallado muerto de un tiro en la cabeza en su departamento cuatro días después de acusar a la presidenta, al canciller Héctor Timerman, a supuestos espías y a dirigentes sociales afines al gobierno de estar involucrados en un plan para encubrir a los iraníes acusados del atentado en 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina que mató a 85 personas.

La muerte del fiscal, responsable de investigar ese ataque terrorista, ocurrió horas antes de una cita en el Congreso en la que daría más detalles de la denuncia contra Fernández. El hecho conmocionó a los argentinos y generó una crisis política e institucional.

Según la autopsia, el disparo fue efectuado "en la zona temporal derecha" y está "ubicado 3 centímetros por encima de la inserción del pabellón auricular".

La justicia quiere saber si Stiuso llamó a Nisman la noche antes de su muerte. Santiago Blanco, abogado del ex espía, dijo recientemente al respecto que hay "una flota" de unos 100 teléfonos a nombre de su cliente y, de haberse producido esa conversación, otra persona pudo haber efectuado la llamada. El abogado también confirmó que su representado está dispuesto a declarar como testigo ante la fiscal.

Al respecto, un comunicado de la fiscalía de Fein puntualizó que "del entrecruzamiento de los llamados telefónicos" efectuados desde y hacia la línea de Nisman "se desprende que las reiteradas comunicaciones recibidas al abonado cuya titularidad se informó que corresponden al ingeniero Stiuso fueron efectuadas desde el número del fallecido fiscal".

"Se aclara que el registro que obra en el expediente detalla las comunicaciones entrantes y salientes, no reflejan el contenido", agregó el comunicado.

Fein explicó previamente en declaraciones radiales que organizará de "forma prolija y consensuada" con la jueza de la causa, Fabiana Palmaghini, "el día, la hora y el lugar" en donde tendrá lugar la declaración testimonial del ex agente.

La Secretaría de Inteligencia liberó días atrás al ex espía de la obligación de mantener secreto sobre sus actividades desde 1972 hasta diciembre, cuando fue removido por orden de Fernández en el marco de lo que analistas atribuyeron a una guerra de sectores de inteligencia a favor y en contra del gobierno.

La mandataria sostiene que el ex espía suministró datos falsos a Nisman para fundamentar la denuncia que el fiscal presentó contra ella.

Además ha sugerido que Stiuso estaría relacionado con la muerte del investigador y que ese hecho buscó desestabilizar a su gobierno. Fernández no dio detalles al respecto en las declaraciones públicas que hizo en los últimos días.

La fiscal Fein también defendió su proceder "minucioso" en la investigación de la muerte del fiscal e indicó que la querella puede objetar las medidas que ha tomado en el marco de la causa. "Hasta hoy no tengo ninguna presentación formal objetando absolutamente nada", aclaró.

Fein también afirmó que es "su mayor anhelo encontrar la verdad" sobre lo que le ocurrió al fiscal por la "tranquilidad de la ciudadanía" y negó haber recibido presiones del gobierno que buscaran condicionar sus pesquisas.

Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman y jueza federal, dijo al diario El Cronista que como querellante en representación de las dos hijas que tuvo con el fiscal no quiere que la investigación "naufrague". "No vamos a dejar que eso suceda", sostuvo la magistrada, según la cual "se dieron a conocer demasiadas medidas a los medios de comunicación que van a terminar malogrando la investigación" y "en algunos casos se tomaron decisiones de las que nunca fuimos notificados".