Brasil: viceministro renuncia por caso corrupción

El viceministro de Trabajo de Brasil, Paulo Roberto Pinto, renunció el martes a su cargo en momentos que la policía investiga su posible participación en un esquema de desvío de fondos públicos.

El ministro del ramo, Manoel Dias, dijo que Pinto alegó no tener relación con el esquema de fraudes en licitaciones gubernamentales que condujo a la detención de 22 personas, incluyendo un asesor directo del ministro.

Según la Policía Federal, el grupo criminal habría desviado cerca de 175 millones de dólares. Como parte de las investigaciones se incautaron varios vehículos, una aeronave, documentación de una institución de fachada utilizada para obtener contratos fraudulentos con el ministerio, así como, joyas, relojes, drogas y dinero en efectivo.

El ex funcionario fue llamado a declarar sobre las investigaciones de corrupción pero fue liberado poco después, aunque permanece bajo investigación. Se desempeñó como ministro interino de Trabajo entre diciembre de 2012 y abril de 2013.

"Para preservar a mi familia y la imagen de este ministerio, decido solicitar a su excelencia mi exoneración del cargo de secretario ejecutivo (viceministro) de esta cartera, para que yo pueda contribuir con la elucidación de los hechos y probar mi inocencia", dijo Pinto en la carta dirigida al ministro Dias y divulgada por la oficina de prensa del ministerio.

Según la policía, el esquema de corrupción estaba centrado en el Instituto Mundial de Desarrollo de la Ciudadanía, una entidad privada que servía como fachada para obtener contratos para proyectos con el gobierno federal, estados y municipios.

Tales contratos serían sobrefacturados y los proyectos quedaban sin ser ejecutados, de acuerdo con la investigación policial.