Obama: Agresión rusa refuerza unidad de occidente

El presidente Barack Obama y la canciller alemana Angela Merkel expresaron el viernes su respaldo a las iniciativas para una solución diplomática al conflicto entre Rusia y Ucrania, pero no señalaron cómo procedería Occidente si fracasan las conversaciones de paz de esta semana.

Durante una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca, Obama dejó entrever que Estados Unidos podría por primera vez enviar armas antitanque y otras de carácter defensivo a Ucrania.

Señaló que si bien aún no ha tomado una decisión, ha ordenado a sus colaboradores que estudien "si hay otras cosas que podamos hacer para ayudar a Ucrania a reforzar su defensa ante la agresión rusa".

Merkel se opone firmemente a armar a las asediadas fuerzas militares de Ucrania. La canciller alemana, que quizá tiene la relación más productiva con el presidente ruso Vladimir Putin entre los gobernantes occidentales, dejó claro que no ha renunciado a la posibilidad de que las negociaciones diplomáticas redunden en un plan de paz que a la fecha ha sido casi imposible de alcanzar.

"Siempre se ha demostrado que lo correcto es intentarlo una y otra vez para resolver un conflicto de estas características", declaró Merkel mediante un traductor.

Horas después el lunes, también en conferencia de prensa con el primer ministro canadiense Stephen Harper en Ottawa, Merkel reiteró: "Confío en que podremos solucionar este conflicto por medios diplomáticos porque no creo que pueda ser solucionado por medios militares".

Harper manifestó su admiración ante las iniciativas de Alemania y Francia para lograr una solución pacífica, pero agregó que "por desgracia, por el momento el señor Putin ha rechazado los medios diplomáticos. Parece impulsar su agenda mediante la violencia militar".

Estados Unidos y Europa han concentrado sus acciones punitivas contra Rusia en sanciones económicas. Estas sanciones y la caída de los precios del petróleo en el mercado internacional han causado daños considerables a la economía rusa.

La Unión Europea resolvió el lunes suspender temporalmente la ampliación de sanciones a rusos y separatistas ucranianos a la espera del resultado de las conversaciones de paz de esta semana.

Estados Unidos y Europa han estado de acuerdo en gran medida en su respuesta al conflicto entre Rusia y Ucrania, lo cual plantea la posibilidad de que sus diferencias públicas sobre la ayuda letal sea una simple táctica para alentar a Putin a que acepte un acuerdo que ponga fin al conflicto.

Obama y Merkel reiteraron el lunes que Estados Unidos y Europa permanecerán unidos en los esfuerzos para frenar las provocaciones rusas.

Las reuniones en la Casa Blanca han seguido a las conversaciones que Alemania y Francia encabezaron la semana pasada con Putin y el presidente ucraniano Petro Poroshenko.

Las partes volverán a encontrarse el miércoles en Minsk, capital de Bielorrusia. Estados Unidos ha estado ausente en las conversaciones.