Cachemira, en huelga por ejecución de separatista en 2013

Cientos de policías armados y soldados paramilitares patrullan el lunes por la disputada región de Cachemira donde separatistas contrarios a la India convocaron una huelga para protestar por la ejecución en secreto hace dos años de un ex líder rebelde cachemir.

Las calles de la principal ciudad, Srinagar, estaban desiertas el lunes mientras tiendas y oficinas permanecían cerradas para recordar el aniversario de la ejecución.

Las autoridades impusieron un raque de queda en partes de Srinagar y detuvieron a al menos 100 activistas contrarios a la India para evitar protestas violentas. Los cachemires se indignaron cuando Mohamed Afzal Guru fue ahorcado en secreto el 9 de febrero de 2013 en una cárcel de Nueva Delhi.

Muchos en esta región de mayoría musulmana cree que Guru no tuvo un juicio justo por cargos de participación en un ataque al parlamento en 2001 en el que murieron 14 personas, incluyendo cinco pistoleros.

Los separatistas han convocado otra huelga para el miércoles para conmemorar la ejecución, también por ahorcamiento en 1984, del líder Mohamed Maqbool Butt en la misma prisión de New Delhi tras ser condenado por matar a un agente de inteligencia.

Los separatistas, que reclaman desde hace años la independencia de India o la integración con la vecina Pakistán, han pedido el regreso de los restos de Guru y Butt a la región para su entierro. Actualmente, los cuestos están en el complejo de la cárcel de Tihar.

Tanto India como Pakistán reclaman la soberanía completa de la región, de la que ahora administran una parte cada una.